Arzobispo de Oaxaca advierte caos por nueva normalidad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Arzobispo de Oaxaca advierte caos por nueva normalidad

“De nosotros depende que no nos vuelvan a encerrar”, dice Pedro Vásquez Villalobos


Arzobispo de Oaxaca advierte caos por nueva normalidad | El Imparcial de Oaxaca

Ante el anuncio del gobierno federal que este día Oaxaca pasará del semáforo rojo al naranja, el arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos confió que ojalá nos sepamos cuidar y no miremos atrás, vamos para adelante, aprendiendo y viviendo con más y más conciencia de quiénes somos.

Tras insistir en “yo te cuido a ti y tú me cuidas a mí, todos nos cuidamos y por eso tenemos que hacer lo que nos digan y no más de lo que nos digan”, pidió que Dios nos ayude a acatar todas estas disposiciones, con ese espíritu, no de rebeldía, sino un espíritu humilde, sencillo, consciente y pensando siempre en nuestro bien y en el bien de los demás.

En su misa dominical expresó: “Dios nos ayude a tener toda esa actitud de humildes, sencillos, abiertos a la obra de Dios, dispuestos a servirle, siempre animados, siempre fortalecidos en Él y libres”.

Insistió en que no nos descuidemos, “si antes cuando estábamos en el famoso semáforo rojo, muchos de nosotros andábamos para arriba y para abajo, ya me quiero imaginar que a partir de mañana, en el semáforo naranja; híjole, esto se va a volver un caos”.

Ante esto, afirmó que de nosotros depende que no nos vuelvan a encerrar, que no nos vuelvan a decir: “a su casa, cierren este negocio, cierren aquel, aquello, cerramos el aeropuerto, cerramos la central de autobuses, nadie viene a Oaxaca, porque esto no se puede”.

Debido a que hemos pasado más de cien días en casa, en confinamiento y eso nos ha desgastado, en muchos aspectos, aseguró que nos sentimos cansados, deprimidos, desorientados, desanimados.

Y si en torno a eso hemos perdido a un ser querido, cuánto dolor hay en nosotros y yo me he dado cuenta que algunos, familias completas, “que murió papá, que murió mamá, que murió el hermano, que el otro hermano y a lo mejor un miembro de la familia se queda solo, sin ningún ser querido, se fueron”.

En ese marco, las iglesias y capillas de Oaxaca repicaron sus campanas ayer a las 12:00 del día, para convocar a feligreses a orar por la salud y recuperación de enfermos, así como por las personas que han fallecido debido a la Covid-19. 

El sonido de las campanas se escuchó en las iglesias de la ciudad de Oaxaca. También se realizaron oraciones al interior de los templos en donde la entrada solo fue permitida a grupos pequeños de oración.

La oración también fue por los doctores, enfermeras y personal médico que se encuentran combatiendo la pandemia en los diferentes hospitales de Oaxaca. 

 


 

Relacionadas: