Oaxaqueños le pierden el miedo al Covid-19
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Oaxaqueños le pierden el miedo al Covid-19

En plena fase 3 de la contingencia sanitaria, cuando el pico de contagios está en lo más alto, pues ha superado los 100 contagios al día, y la vida volvió a su normalidad, desde negocios hasta la prostitución

Oaxaqueños le pierden el miedo al Covid-19 | El Imparcial de Oaxaca

“¿Cuál coronavirus? ¡Ándale cabrón!, nada más andas de mirón con las muchachas, ya vete a tu casa o ponte a trabajar”, así bromea don Manuel con un grupo de conocidos que acude todos los días en la calle de Zaragoza para ver a las mujeres que se dedican al sexoservicio en las calles de la capital.

En medio de la inseguridad y ante el abandonado oficial, la prostitución se han salido de control en el emblemático Barrio de la China, en donde los hoteles y moteles continúan operando con normalidad y en plena emergencia sanitaria, la pasarela volvió a las calles.

En la esquina de Zaragoza con Díaz Ordaz, la cantidad de mirones aumentó en los últimos días, conforme se avanza hacia la Central de Abasto, la actividad comercial es de un día normal, en el Periférico y las paradas se ven repletas de personas que acuden al mercado más grande de Oaxaca.

“Hoteles como el Santa Catarina, ubicado en la calle de Díaz Ordaz 720, así como la Casa de huéspedes Anel localizada en esa misma calle en el número 716-A, y el hotel J.P. García express han desacatado las acciones emergentes anunciadas por el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín y el Gobernador Alejandro Murat y solo simulan no tener servicio al cerrar sus puertas parcialmente, pero siguen ofreciendo hospedaje a las personas cuando tocan la  puerta”, exponen los vecinos de uno de los barrios más tradicionales de la ciudad e Oaxaca, quienes temen que en cualquier momento puedan registrarse casos de Covid en su comunidad, ya que las personas que frecuentan los bares y hoteles, provienen de otros estados del país.

Para los colonos estos espacios conocidos como lugares donde se practica la prostitución “a espaldas” y sin control del gobierno municipal y estatal, se han convertido en un potencial focos de infección. De igual manera, denuncian que hoteles como el “Somega”, ubicado en la calle de Zaragoza, donde se colocan en sus puertas mujeres que ejercen la prostitución, siguen abiertos y ofreciendo los servicios.

Don Manuel y otros comerciantes que recorren la vía pública, se vieron obligados a modificar sus rutas para poder vender sus tamales, café y pan, identificando el Barrio de la China y la Central de Abastos como las zonas con mayor movilidad.

“En estas calles, día y noche siempre hay gente, aquí es otra ciudad mi jefe, aquí el famoso coronavirus se combate con alcohol, tamales y un rico cafecito”, bromea mientras avanza a paso lento en su triciclo y se pierde entre el tráfico vehicular que alcanza varios metros sobre el Periférico, desde Díaz Ordaz hasta el puente amarillo de la Central de Abasto. 

“Hacemos un llamado a la regiduría de Salud, a cargo de María de los Ángeles Gómez Sandoval Hernández, y del subdirector de control sanitario del municipio de Oaxaca de Juárez, Marco Antonio Jiménez Bolaños, para que tomen cartas en el asunto, el presidente municipal prometió rescatar este emblemático barrio, ahora por lo menos que garantice la salud de los capitalinos”, demandaron los colonos.

AUMENTAN PACHANGAS, CONVIVIOS Y HASTA VELORIOS 

Debido al desacato de las medidas sanitarias, las llamadas de denuncias por fisestas y convivios se dispararon en el 911.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) registró que del 1 al 18 de mayo las llamadas para alertar sobre fiestas como cierres de calles y la concentración de más de 50 personas se dispararon hasta en 100 por ciento.

De 2 a 3 llamadas que se recibían a diario, en la fase 3 de la contingencia sanitaria se incrementaron hasta 6 llamadas al día, principalmente en los fines de semana.

Los responsables de operar el Servicio de Emergencia 911, informaron que las denuncias se canalizan a los municipios que les corresponden.

Aquileo Sánchez Castellanos, Director de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana del municipio de Oaxaca de Juárez, informó que en la capital la gran mayoría de denuncias es por la realización de fiestas en lugares cerrados, ubicados en su mayoría en la agencia municipal de San Felipe del Agua.

El resto de los casos corresponden a reuniones familiares, en donde acuden los elementos policiacos para pedir la sana distancia y evitar escandalizar en los condominios.

Uno de los hechos más recientes ocurrió en la calle de Prolongación de Fiallo, donde decenas de personas acudieron a un velorio en plena vía pública, los ciudadanos fueron advertidos de posibles sanciones por el cierre de la vialidad.

Entre los reportes también se encuentra una cabalgata realizada en la agencia municipal de San Sebastián Etla, que fue canalizada a las autoridades municipales de San Pablo Etla.

Habitantes de esta agencia municipal denunciaron que los elementos de la policía municipal acudieron a la vivienda del propietario de Tlayudas “El Negro”, Héctor Negro Osorio, para realizar las indicaciones correspondientes, sin embargo, desatendieron las indicaciones.

 

Relacionadas: