Niñez sin festejo en días de cuarentena
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Niñez sin festejo en días de cuarentena

Aunque no existe una cifra concreta, se estima que 5 mil infantes laboran en las calles o acompañan a su familiares en esta actividad en la zona metropolitana de Oaxaca

Niñez sin festejo en días de cuarentena | El Imparcial de Oaxaca

Aunque muchos pequeñines preferirían celebrar el Día del Niño en compañía de sus amigos de la escuela o de la colonia donde habitan, este año tendrán que quedarse en casa para respetar la cuarentena por el Covid-19.

Otro sector de la población correrá con menos suerte y ni siquiera tendrá la posibilidad de festejar nada, ya sea por las condiciones de pobreza en las que viven, o porque tienen que trabajar, deambular por las calles o bien, pasarán este 30 de abril confinados en el cuarto de un hospital luchando por su vida.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México residen 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes de 0 a 17 años, lo que representa 32.8% de la población total.

En Oaxaca viven 1 millón 187 mil 395 niños y niñas de 0 a 14 años, que representan el 31% de la población, de los cuales el 49 por ciento son niñas y el 51 por ciento niños. Hoy en día, 168 mil 535 niñas se ven obligadas a trabajar.

Se estima que tres de cada diez niñas, niños y adolescentes se concentran en la región de los Valles Centrales, seguido de la región de la Costa y el Istmo, que en conjunto concentran el 56% del total de la población infantil. Por su parte, la región con menor presencia de población infantil es la Sierra Norte con apenas un 5%.

En la etnicidad, el 65.4% de la población infantil se denomina como indígena, el 4.9% lo hace como afrodescendiente y el 29.7% no se identifica con ninguna de las anteriores, lo que refleja la gran diversidad étnica que existe en el estado.

Junto a sus padres, Elianna de 4 años y 7 meses de edad, han respetado las medidas preventivas que establecieron las autoridades del sector salud para evitar la propagación del Covid-19.

Desde su vivienda ubicada en el valle eteco, señala que extraña jugar con sus amigos de la escuela, así como realizar sus actividades escolares. “Extraño trabajar y aprender con mi maestra Ana, pero también me encanta estar con mi mami y papi en la casa”.

“En la casa acomodamos las cosas, contamos cuentos, pintamos y jugamos con nuestras mascotas,- estoy disfrutando de las actividades que realizamos en familia”, narra la pequeñita.

Por su parte, Arturo, de 12 años de edad, comentó que extraña salir a jugar con sus amigos de la colonia, ver a sus compañeros y hasta ir a la escuela, “pero me ha gustado mucho estar cerca de mis padres estos días, hemos convivido como nunca lo habíamos hecho”.

Con la finalidad de promover la creatividad de los pequeñines que se encuentran en casa, las autoridades de San Francisco Telixtlahuaca realizaron un concurso a través de redes sociales denominado “Desde tu ventana”, en el cual los niños realizan dibujos y expresiones de su estancia en casa y de lo que les ha dejado la cuarentena.

Entre los trabajos que destacan se encuentra el de la pequeña Yosu López López, de 8 años de edad, quien realizó un dibujo en reconocimiento a la labor que realizan los trabajadores del sector y que lleva como título “Lucha contra el coronavirus” y con el mensaje “Quédate en casa por los que no pueden”.

NIÑEZ Y LA CALLE, VÍNCULO DAÑINO

Todas las personas ocupan el espacio público de diferentes maneras, pero hay una parte de la población que hace de las calles su propio hábitat. Generalmente trabaja ahí o acompaña a sus familiares en la faena diaria. Se trata de la niñez, la que en palabras de Rafael Bucio, director de la asociación civil Centro de Apoyo al Niño de la Calle de Oaxaca, Canica, ve afectado su desarrollo normal por crecer en un ambiente inhóspito.

Y si bien no existe, explica, una cifra concreta de los infantes que pasan gran parte de su vida en las calles, un estudio de la asociación que dirige estima que se trata de unos 5 mil en la zona metropolitana de Oaxaca.

“Nosotros trabajamos con población que trabaja en calle o acompaña el trabajo en calle de sus padres o de sus hermanos mayores. En ese sentido conceptualizamos a los niños como niños que tienen vínculos desfavorables con la calle. La población con la que trabajamos depende del espacio público; este es el medio y el fin, y esto para los niños implica una desventaja importante porque el vínculo que establece con la calle es agreste porque afecta su desarrollo normal”, explica Bucio.

Estos menores, considera, viven o tienen un entorno doméstico con sus familias. Sin embargo, así como el número de quienes están en esta situación puede variar, lo mismo las afectaciones, pues estas dependen del tiempo que pasan en la vía pública, el tipo de actividades que realizan y el riesgo que esto supone.

Para Bucio, la cifra de niños que pasa gran tiempo en las calles trabajando o con sus familiares en esta actividad se puede relacionar también con las de empleo informal en la ciudad y el estado. Los últimos datos para la entidad señalan que cerca del 81 por ciento de la población económicamente activa está en el sector de la informalidad: aproximadamente un millón y medio de personas.

“Sin embargo, es muy difícil tener cifras confiables porque además el hecho de que los niños se encuentren en la calle es una situación que está entre lo ilegal o irregular administrativamente hablando”.

Aunque se buscaron cifras en el ayuntamiento capitalino y el gobierno estatal, hasta el cierre de edición no fue posible obtener los datos.

Con  casi tres décadas de trabajo con la niñez que pasan gran parte de su tiempo en calles, Canica AC expone que quienes están en estas situaciones se debe a una serie de variables y circunstancias, lo que hace complicado garantizar un contexto distinto y con ello sus derechos.

Asimismo, existen al menos tres tipos de factores que explican porqué los infantes están en las calles. “Los niños que se encuentran en la calle fundamentalmente es por pobreza extrema. Existe también una dimensión social que tiene que ver con las relaciones de grupos sociales y que se traduce en violencia intrafamiliar, adicciones, etcétera. Por último, una dimensión microsocial, de cómo se reproducen simbólicamente los individuos de una familia y tiene que ver con la normalización de situaciones como la pobreza y violencia, que son muy difíciles de romper”.

“Por la manera en cómo está organizada la sociedad es muy difícil que existan condiciones para el sano desarrollo de la niñez. Ello implica a las instituciones y política públicas, el mobiliario urbano, el espacio público, entre otros aspectos. No hay condiciones para garantizar tal desarrollo. Valdría la pena en este 30 de abril, pensar cómo la sociedad está fallando en garantizar los derechos de toda la niñez.”

 

Relacionadas: