“Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

“Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional

La convocatoria para el paro nacional de mujeres dividió a las oaxaqueñas, pues si bien un sector no asistió a sus trabajos, por las calles, negocios y servicios en la capital se observó la presencia de ellas.


  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional
  • “Muchas trabajamos para vivir al día”: mujeres trabajadoras ante el paro nacional

EN CIFRAS

52.4 %

de la población son mujeres.

3 millones 967 mil

habitantes tiene Oaxaca

1 millón 10 mil

personas están ocupadas en Oaxaca.

64.9 %

es la población económicamente activa (PEA)  en la capital.

56 %

de la PEA en la capital son mujeres

9 mil

mujeres burócratas se sumaron a "Un día sin nosotras".

Con la mochila en el hombro, cinco minutos antes de las 8 de la mañana, Carmen apresura el paso mientras sostiene y jala la mano derecha de su hijo de cinco años, rumbo al preescolar que pronto cerrará sus puertas en la colonia Bugambilias.

En la misma banqueta varias mujeres caminan de prisa, pero muchas hacia la parada de autobuses, donde otras más aguardan en espera de la ruta que las llevará a su centro de trabajo.

Las encargadas de la pollería y el puesto de venta de tortillas de mano se preparan para iniciar las ventas, mientras que otras más con uniforme se dirigen a los establecimientos que no apoyaron la convocatoria de “Un día sin nosotras”.

El paro de mujeres apenas se nota en las calles; ellas salen desde temprana hora hacia su centro laboral, el mercado, la escuela o el gimnasio.

Doña Lupe, vendedora de memelas, asegura que en estos tiempos “no estamos para descansar porque muchas trabajamos para estar al día”.

“¿Se imagina si hoy no hubiera venido a trabajar? Mis muchachas no tendrían qué llevar a sus casas y yo perdería también muchos clientes. ¿A usted sí le dieron el día verdad?”, pregunta la mujer de avanzada edad a Margarita, que acudió al puesto para hacer las compras para el desayuno, luego de que en su área de trabajo pidieran a las mujeres no acudir este lunes.

“Pues sí, me dieron el día por lo del paro”, dice entre risas la vecina de la vendedora de memelas, que conversan sobre la presencia de las mujeres por doquier este 9 de marzo, pese a que la convocatoria buscaba hacer visible el peso de su ausencia.

En el Mercado Zonal de Santa Rosa, la mayoría de los puestos son atendidos por mujeres, casi todos están abiertos desde temprana hora y algunas se preguntan si la vendedora de tamales se unió a la protesta o no llegó porque se le hizo tarde.

En el estacionamiento del lugar, varias mujeres dejan sus vehículos y también acuden a los establecimientos cercanos, listas para vender sus productos, realizar las compras u otra actividad.

“En el Colegio de mi hijo dijeron que se sumaban al paro y no llegarían las maestras ni las alumnas. Que habría puro maestro y puros niños; en varios grupos nadie asistió, ni siquiera los niños”, señala una mujer acompañada de su hijo frente a la carnicería, donde la despachadora preguntó si el menor no había ido a la escuela.

Mujeres burócratas se suman a paro

Por: Humberto Torres.

De más de 9 mil mujeres que laboran en oficinas y dependencias del Gobierno del Estado de Oaxaca, 95 por ciento se sumó al movimiento “Un Día sin Nosotras”.

Sin que se suspendieron las actividades en la administración pública estatal, las mujeres que forman parte de los más de 17 mil trabajadores de base y confianza, participaron en el paro de labores.

Esta convocatoria se hace para protestar en contra de la violencia de género, la desigualdad y la cultura del machismo, además de exigir más apoyo a los derechos de las mujeres.

Promovida con la etiqueta #UnDíaSinNosotras, ha ganado fuerza en este país, con una amplia aceptación de los sectores público y privado, grupos cívicos, líderes religiosos y muchas mujeres, si no es que la mayoría.

Este apoyo ha superado las barreras de clase, raza, nivel económico y afiliación política que tienen fragmentada a la nación, lo que ha llenado de esperanza a sus organizadoras de que no solo sea un evento monumental, sino un punto de inflexión en la historia moderna de México.

En el sector empresarial se confirmó la participación de las mujeres en este movimiento.
Antonio Hernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), aseguró que los afiliados apoyaron la movilización femenina.

“Se trata de una acción sin precedentes en nuestro país que busca visibilizar el grave problema de la violencia hacia las mujeres, así como exigir acciones inmediatas que la erradiquen de una vez por todas”.

“Gobierno no entendió el sentido del paro”: CIMAC

Por: Sayra Cruz Hernández.

“Al movimiento #UnDíaSinNosotras no le entendieron el objetivo los gobernantes ni los funcionarios quienes deberían responder a los reclamos de las mujeres con soluciones y no salir con la actitud de subordinación hacía al sector y declarar que les “dan permiso”.

“Es más, está pasando de ser la exigencia por un alto al feminicidio, seguridad, justicia, mejores condiciones y respeto a las mujeres, a ser utilizado por los hombres, patrones y gobernantes como una fecha de asueto, de festejo como el 10 de Mayo”, dijo la directora de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), Lucía Lagunes Huerta.

Como oportunismo se puede interpretar la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador quien días antes del paro nacional convocado por mujeres para “desaparecer” durante este día, lanzó el mensaje que también hombres podrían sumarse a este descanso y no asistir a sus labores.

La protesta nacional que se realizará después del Día Internacional de la Mujer, ha sido lanzada en redes sociales, la han abrazado los colectivos feministas y todos los sectores empáticos con la causa.

Sin embargo, las mismas personas que promovieron la convocatoria especifican que el 9 de Marzo no son vacaciones, “y si no entiendes la realidad del paro. Ve a trabajar”.

Mediante pronunciamientos públicos, decenas de empresas trasnacionales se sumaron a esta causa a la que dijeron ser empáticos al ofrecer a las mujeres las condiciones para no asistir a sus trabajos.

Lo mismo salieron gobernantes que funcionarios y empresarios a dar la anuencia para que las trabajadoras se ausente de sus puestos cuando se trata de una exigencia, de una lucha por un alto a la violencia feminicida.

POR IGNORANCIA, DAN PERMISO A MUJERES

“Hay un enorme desconocimiento, pareciera de entrada, que no reconocen el derecho de las mujeres a manifestarse a organizarse con o sin permiso, porque los derechos se ejercen sin permiso”, expresó la directora de CIMAC.

Lo mejor que pueden hacer es respetar el derecho a manifestarse de las mujeres sin este tipo de declaraciones en detrimento al movimiento.

“Hay una lectura equivocada de la movilización y este paro porque no es un festejo, es una protesta contra la inacción del gobierno y los gobiernos en general que no han colocado en el centro de su mandato, la vida y la integridad de las mujeres”.

Para la feminista Lucía Lagunes Huerta, no era necesario salir a dar estas declaraciones; “yo creo que la interpelación que tenían era de que deberían salir a decir algo sobre el paro. Pero no entendieron qué tenían que decir y estamos viendo una enorme ignorancia al respecto”.

Consideró que la respuesta de los gobernantes debió ser en el sentido de informar sobre lo que están haciendo en torno al mandato que cada uno tiene.

“¿Qué están haciendo por los derechos humanos, qué están haciendo para garantizar que las mujeres podamos acceder a las garantías, eso en medida de sus funciones”.

El papel de los varones es generar la igualdad, así como la justicia que es un gran tema en este país, agregó.
Asimismo, lamentó que algunas dependencias estén considerando el día como un día festivo y que incluso, se promueva el que las mujeres vayan a descansar en este día de protesta.

Para la defensora de los derechos de las mujeres, en el país existen muchas leyes que podrían dar todas las garantías a este sector, pero no se aplican, no se consideran.

“Hay mucha ley, hay políticas pero no la aplican, el tema es construir el estado de derecho y eso implica cumplir con las leyes y no lo están haciendo”, comentó.

MUJERES, FUENTE DE ACTIVIDAD ECONÓMICA

Sandra trabaja en una empresa privada propia. Ella se formó en una carrera profesional pero decidió emprender un
negocio familiar junto con su esposo y de ahí sostenerse económicamente.

Para este 9 de marzo, quisiera emprender la acción de ser invisible, pero si lo hace, quedará sin recursos para la comida diaria y prefiere escuchar de lejos y ver en las noticias lo que pasará.

La informalidad y el comercio son de los sectores donde más se ocupan, sin un salario fijo ni prestaciones sociales.