Alma Woolrich Ramírez, la médico que rompió paradigmas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Alma Woolrich Ramírez, la médico que rompió paradigmas en Oaxaca

La mujer que revolucionó la presencia de la medicina femenina en Oaxaca


Alma Woolrich Ramírez, la médico que rompió paradigmas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En la década que va de 1950 a 1960, la ciudad de Oaxaca fue el escenario en donde inició una de las  tantas luchas que la mujer emprendió en la búsqueda de formar parte de la vida política, social y económica de una entidad en vías de desarrollo.

Nacida en la Verde Antequera en septiembre de 1931, Alma Woolrich Ramírez, fue una de esas primeras mujeres en romper los paradigmas que frenaban el desarrollo profesional y personal de la mujer.

Por ello, la historia la registra como la quinta mujer en concluir sus estudios de medicina en el año de 1957, dándole un giro al sector público y privado del sector salud que en aquellos años era dominado por hombres.

 

“Habíamos quienes teníamos aspiraciones y mis padres me apoyaron mucho, mi papá me decía tienes que estudiar una carrera, no te puedes quedar nada más con la secundaria” señaló en entrevista.

Como en los tiempos modernos, haber sobresalido en el ámbito de la salud, significó s batallar con ideas que encasillaban a la mujer con labores del hogar y que no podía desarrollarse en algún ámbito profesional.

“Los maestros nos mandaban a la casa porque no sabían que hacíamos ahí, pensaban que uno podía portarse mal o que uno no podía convivir con ellos”.

Además de ello, también implicó el sacrificio de disfrutar el desarrollo de los hijos “cuando empecé a trabajar en el ISSSTE a veces tenía que dejarlos o me los lleva a un lugar cerca donde había juegos, pero no siempre estaban ahí, a veces se quedaban en manos de una muchacha”.

En Oaxaca la primera mujer que concluyó sus estudios en medicina fue Elia Olivera Benavides en el año de 1943.

El esfuerzo de ambas mujeres es reconocido en estos tiempos debido a que marcan la pauta entre la defensa de los derechos y su aceptación social.

“Realmente estoy satisfecha de haberlo logrado, nunca tuve una emoción grande durante mi estudio, yo me sentía en mi ambiente, en mi lugar, no pensaba que era de las primeras, que iba a sobresalir o causar una buena impresión en las personas, ahora  veo que tuvimos muchos logros porque tuvimos muchos obstáculos con los que tropezamos pero salimos” dijo.

A más de 50 años de haberse adentrado en el reconocimiento de la mujer en la comunidad, apuntó que la lucha por el reconocimiento de los derechos lleva un buen rumbo y ello obliga a tomar cualquier medida.

“Pienso que está bien que se haga todo esto, no sé en que vaya terminar, yo creo que alguien tiene que levantar la voz y hay que insistir, porque así se pueden lograr muchas cosas, yo de haber podido hubiera seguido, me siento con ánimo y fuerza a mis 86 años”.

Por su amplia experiencia luchando a favor de los derechos de la mujer, y a más de 50 años de haberse convertido en un ejemplo a seguir,  aseguró que la sociedad está aún muy lejos de una verdadera equidad de género.

 

 

 


 

Relacionadas: