Natividad, el pueblo minero que se niega a desaparecer
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Natividad, el pueblo minero que se niega a desaparecer

En la actualidad, la mina mantiene empleados a 60 habitantes de los diferentes municipios aledaños, generando 600 empleos directos a los que se aferran los pocos mineros que aún quedan en la región.


Natividad, el pueblo minero que se niega a desaparecer | El Imparcial de Oaxaca

Mientras otras comunidades y organizaciones de la sociedad civil frenan la expansión de las empresas, familias de mineros que laboran en el municipio de Natividad, ubicado en la Sierra Norte, sobreviven con los empleos que genera una de las compañías más antiguas que opera en la entidad.

Francisco Santiago Cruz, presidente municipal de Natividad, explicó que la empresa minera se constituyó entre los años 1770-1780 en esta región, convirtiéndose como una de las principales actividades económicas de la Sierra Juárez.

En su mayor auge llegó a emplear hasta mil 200 habitantes provenientes de las diferentes comunidades aledañas, principalmente del municipio de Capulálpam de Méndez, Xiacuí, entre otras del sector Zoogocho.

“También llegaron trabajadores de otros estados mineros como Zacatecas, Hidalgo y Guanajuato, así fue como se fundó nuestra comunidad, primero fue agencia municipal de Xacuí pero ante su enorme crecimiento se independizó, después solicitó ser agencia de Capulálpam pero fue rechazado por ser un pueblo grande, entonces en 3 de mayo de 1939 el Gobierno del Estado lo elevó a municipio”.

El edil recordó que en los años 80, la actividad minera decayó de manera importante, por lo que decenas de trabajadores y habitantes de este municipio decidieron migrar a la ciudad capital, otros al norte y muchos más a los Ángeles, California.

En la actualidad, la mina mantiene empleados a 60 habitantes de los diferentes municipios aledaños, generando 600 empleos directos a los que se aferran los pocos mineros que aún quedan en la región.

Para Andrés Jiménez Santos, minero desde hace más de 10 años, con el salario que obtiene de la Compañía Minera Natividad y Anexa S.A. de C.V., ha logrado sacar adelante a su familia, incluso esta labor es una herencia de su padre.

“Mi papá trabajó muchos años en la compañía, con eso mantuvo a la familia y todos salimos hacia delante, para nosotros es un empleo digno que nos ha ayudado a estar cerca de la familia y además generamos derrama económica en la comunidad”.

Sobre las denuncias por posible contaminación que han surgido por parte de los comuneros de Capulálpam, el presidente municipal Francisco Santiago, detalló que como autoridades municipales han sido testigos sobre las prácticas ambientales utilizadas por la minera.

“En los primeros años no podemos negar que haya contaminado, pero ahora las mismas autoridades federales que vigilan el medio ambiente han venido a supervisar para garantizar que se cumplan con todas las normas ambientales, el material que se extrae ya no se tritura por completo en esta zona, ahora se envía el producto hasta Monterrey precisamente para evitar la contaminación”.

Cuestionó algunas acciones que han realizado los comuneros de Capulálpam, “porque también ellos están realizando extracción de material pétreo que también daña el medio ambiente, además son los más beneficiados con el Fondo Minero”.

A decir del presidente municipal de Natividad, durante el 2019 el Gobierno Federal destinó para la región 7.5 millones de pesos del Fondo Minero, recurso que fue ejecutado para la rehabilitación de la carretera que comunica a la región, principalmente para el mejoramiento del acceso del Pueblo Mágico.

“En los últimos años surgió un problema sobre la tenencia de la tierra con Capulálpam que a pesar de haber sido un pueblo minero, ahora son anti-mineros, detrás de esto puede estar la mina, pero ellos buscan hacerse del territorio, nos borraron del mapa porque dicen que Natividad es un paraje, dicen que no existimos, no hemos hecho ruido como ellos porque lo que queremos es la paz y fraternidad entre los pueblos, Natividad les ha propuesto el diálogo como lo hicieron los viejos cuando juntos lograron sacar a esta región hacia delante”, destacó Santiago Cruz.


 

Relacionadas: