Deficiente educación en regiones indígenas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Deficiente educación en regiones indígenas

Unas 4 mil escuelas de Oaxaca se ubican en comunidades marginadas, donde no se cuenta con la infraestructura ni mobiliario adecuado: Coneval

Deficiente educación en regiones indígenas | El Imparcial de Oaxaca

La infraestructura y el mobiliario básico y complementario no son idóneos para que los alumnos puedan tener una educación de calidad en escuelas comunitarias o indígenas de estados como Oaxaca, reporta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En la entidad se tienen reportados a unos 200 mil estudiantes del nivel indígena en Oaxaca, así como 10 mil trabajadores de la educación en dicho nivel educativo y al menos 4 mil instituciones educativas.

No obstante, a través del estudio “Diagnóstico de derecho a la educación 2018” elaborado por el Coneval, precisa que en todas las evaluaciones de aprendizaje de los últimos años, sus estudiantes alcanzaron los peores resultados.

Lo que muestra significativas deficiencias que se convierten en nuevas desventajas y factores de exclusión en sus futuras trayectorias educativas y laborales, explica el documento.

De la misma forma, expone que la infraestructura, el mobiliario básico y complementario no son idóneos para que los alumnos puedan tener una educación de calidad.

Por tanto, los estudiantes de escuelas comunitarias sufren limitaciones en el acceso, disponibilidad y calidad de los medios para aprender, incluso en el nivel de instrucción de los docentes que, a su vez, enfrentan grandes retos pedagógicos por tener a su cargo grupos heterogéneos en edades y grados escolares, sumado a un contexto adverso en el cual imparten sus clases.

Añade que los maestros indígenas, los de cursos comunitarios, se desempeñan en localidades con altos niveles de marginación, además de que son también las escuelas ubicadas en estos lugares las de mayores carencias de infraestructura y apoyo pedagógico.

En educación básica se observa una serie de diferencias entre las escuelas generales y las comunitarias, indígenas y telesecundarias, lo que rompe con el enfoque de derechos, que aboga en favor de que estas últimas cuenten al menos con la misma disponibilidad y calidad de los medios y procesos que las escuelas generales.

Las primeras diferencias entre los tipos de servicio se encuentran en las características de la infraestructura: mientras cerca de 83% de los alumnos en escuelas generales de todos los niveles básicos tienen servicios básicos, estos rangos se reducen a 32 y 21% para preescolar indígena y comunitaria, a 26 y 11% en primaria indígena y comunitaria, y a 46 y 12% para telesecundaria y secundaria comunitaria.

En relación con el mobiliario básico, 85, 82 y 77% de los alumnos de preescolar, primaria secundaria del tipo general cuentan con éste, en tanto que estos porcentajes disminuyen a casi dos terceras partes para preescolar y primaria indígena y comunitaria; telesecundarias reportan 72% y las secundarias comunitarias, 57% (INEGI, 2014a).

Si se consideran todos los requisitos necesarios para impartir clases (construcción con condiciones mínimas de sanidad, materiales duraderos, servicios básicos y mobiliario básico), 63% de alumnos en escuelas generales los tienen, con una clara ventaja sobre los alumnos de escuelas indígenas, apenas por arriba de 19 y 14% para preescolar y primaria; las comunitarias alcanzan 12, 5.5 y 6% para preescolar, primaria y secundaria, y las telesecundarias, 33% (INEGI, 2014a).

Por último, mientras 61, 86 y 95% de los alumnos en preescolares, primarias y secundarias generales tienen al menos una instalación complementaria, solo 13, 51 y 56% de los alumnos en telesecundaria gozan de esta situación.

 

Relacionadas: