“Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

“Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso

A pesar de los compromisos de los concesionarios y de las obligaciones que establece la ley Estatal de Transporte, los camioneros capitalinos han evadido su responsabilidad y circulan verdaderas chatarras por las calles ante la anuencia de Semovi


  • “Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso
  • “Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso
  • “Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso
  • “Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso
  • “Pulpo camionero”: abusivo, costoso y peligroso

De las más de 900 unidades del transporte público que circulan en la capital del estado, 25 por ciento se encuentra en mal estado y 45 unidades ya no deben brindar el servicio por encontrarse en pésimo estado físico.

A pesar de que los empresarios se comprometieron a un gradual retiro de los camiones viejos y deteriorados, estos siguen circulando por las calles de la ciudad y en municipios conurbados.

Si bien, en principio, se decidió que las unidades de transporte serían sujetas a una revisión física mecánica y de control de emisión de contaminantes, con el fin de que alcancen su plena certificación, hoy siguen circulando “verdaderas cafeteras”.

Los primeros emplazamientos se dieron en febrero de 2016 para que sustituyeran y sacaran de la circulación las unidades en mal estado físico y mecánico pues de lo contrario se procedería a retirarlas y confinarlas, pero hasta ahora todo sigue igual, lo único que cambio fue el nombre de Sevitra a Semovi.

Como tampoco se cumplió el compromiso que los operadores y choferes tendrían que sujetarse a un esquema de medicina del transporte, portar uniformes y someterse a exámenes toxicológicos para evitar que los operadores sean consumidores de alguna droga, ya sea marihuana, cocaína o alcohol.

Un estudio técnico realizado por la empresa Cal y Mayor, reveló que en Oaxaca de Juárez brindan el servicio las empresas Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao (Tusug) con 332 unidades; Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca Sociedad Anónima (Tucdosa) con un total de 309 camiones; Sertexa con un parque vehicular de 73 vehículos, y Choferes del Sur con 199.

De acuerdo con el Informe Sobre Uso y Percepción del Transporte Público en la Zona Metropolitana de Oaxaca de Juárez, la movilidad urbana en Oaxaca de Juárez y su zona conurbada debe considerarse de alta relevancia en la agenda pública en razón a varios factores.

Entre ellos, existen más de 303 mil usuarios diarios del servicio de transporte público y el perfil indica que principalmente son jóvenes (15 a 24 años) y adultos jóvenes (25 a 34 años), caracterizados por una dinámica de vida que demanda mayores desplazamientos.

Elaborado por el Centro de Economía y Política Aplicada (CEPA) de la Universidad Vasconcelos, ante el exponencial crecimiento de las urbes, es obligatoria una mejor planeación con respecto a los servicios públicos necesarios para el correcto desarrollo de la sociedad.

En 45 mil 375 hogares (39.1% del total) ya se cuenta con algún vehículo (en su gran mayoría automóvil). Los medios de transporte más utilizados son el autobús urbano, el taxi foráneo y el mototaxi.

Lo anterior es relevante en virtud al crecimiento en el número de unidades y rutas de los últimos dos y a la problemática registrada en el primer sector, requiriendo así una mayor planeación y regulación para elevar la eficiencia del sistema.

 

COSTOS Y RIESGOSO

 

Catalina Vásquez vive en la agencia de Guadalupe Victoria y para acudir a su trabajo debe hacer dos viajes y tomar cuatro al día a bordo del transporte público, lo que además de causar un importante gasto mensual en sus ingresos, implica “arriesgar la vida”.

“Subirse al camión es arriesgar la vida, porque primero van despacio y cuando ven otro camión empiezan su carrera loca sin atender a los pasajeros. Los choferes se pasan los topes, los altos, son groseros, quieren que lleve cambio para pagar y su música va a todo volumen”.

Indicó que debe pagar 16 pesos en los camiones que la llevan a su destino y 16 pesos para regresar a su lugar de origen. “Son 32 pesos que diario debo pagar para ir a trabajar, pero ¿qué le vamos a hacer?”.

También usuario del transporte, Joel Castellanos indicó que muchos de los camiones son viejos, con asientos muy dañados y con el riesgo de provocar alguna cortada. “Hay algunos camiones que se ve que fueron usados en otras líneas pues sus asientos son de tela muy vieja, aun así, cada año quieren aumentar el precio del pasaje cuando el servicio es muy malo”.

Aunado a ello, advirtieron que los actos delictivos se han multiplicado en los camiones, pues a pesar de que por temporadas realizan operativos con policías municipales y estatales, hay lugares que se han vuelto muy peligrosos para los usuarios del transporte público, entre las que destacan la central de abasto, el Parque del Amor, el estadio de beisbol, entre otros.

Según el estudio, en términos del impacto económico del gasto en transporte en los hogares, destaca el hecho de que 65.3% de los hogares tienen ingresos menores a los 3 salarios mínimos ($5,739.30 mensuales).

De ahí que el impacto del gasto en transportación es bastante considerable para la economía familiar, representando en promedio el 28% del gasto total de los hogares, es decir, casi una tercera parte.

 

Aún más, habrá que tomar en cuenta que el impacto es mayor para aquellos hogares de menores ingresos en donde llega a representar hasta un 34.38% del gasto total de una familia.


 

Relacionadas: