Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca

Turistas nacionales y extranjeros se han quejado de los precios excesivos y prácticas comerciales abusivas durante su estancia en la Verde Antequera.


  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca
  • Prestadores de servicios y comerciantes “hacen su agosto” con turistas en Oaxaca

PARADA MÍNIMA DE TAXI

60 pesos

EL RESTO DEL AÑO

70 pesos

ÉPOCA VACACIONAL

Turistas locales y nacionales que arribaron a la ciudad de Oaxaca y municipios conurbados para disfrutar de las festividades de la Guelaguetza y la temporada vacacional de verano, denunciaron que han sido objeto de abusos por parte de comerciantes formales e informales, así como de los prestadores de servicios turísticos.

Las denuncias más recurrentes se han enfocado en los puestos informales de antojitos oaxaqueños, además en el servicio de taxis locales que aumentaron sus tarifas para hacer su agosto en esta temporada alta.

 

Un lujo usar el servicio de taxis

La tarifa mínima en el transporte de taxi para trasladarse en las zonas cercanas al Centro Histórico pasó de 60 pesos a 70, incluso en algunos casos los trabajadores del volante han llegado a cobrar de 80 a 100 pesos.

Para trasladarse hacia las agencias municipales como Santa Rosa Panzacola o San Martín Mexicápam, la tarifa mínima alcanzó hasta los 90 pesos durante el transcurso del día, mientras que las tarifas nocturnas aumentan hasta en un 100 por ciento.

“El transporte público en la modalidad de taxis lleva más de 20 años sin que se regulen las tarifas, no negamos que puedan haber abusos, pero lo más recomendables es que los usuarios pregunten cuánto les van a cobrar por el viaje que vayan a solicitar y con ello acordar si es viable o no, porque en muchas ocasiones lo que sucede es que preguntan cuando ya llegaron a sus destinos y se sienten agraviados por el costo”, señaló en su momento Ricardo Villanueva Saturno, dirigente de Transportistas Agremiados de la Ciudad de Oaxaca y del Estado (TACOE).

Explicó que ante la inseguridad que se vive en las colonias populares de la ciudad capital, algunos sitios establecen sus propias tarifas, especialmente en el horario nocturno cuando operan las pandillas en las partes altas de San Juan Chapultepec, Santa Rosa Panzacola, Pueblo Nuevo y Viguera.

La tarifa mínima en estas agencias en horario matutino ya alcanza los 80 pesos en las partes bajas, en tanto por las noches los costos van desde los 150 hasta los 200 pesos, incluso en esta temporada vacacional con mucha demanda, los trabajadores del volante se niegan a prestar el servicio.

 

Tamales y atoles por las nubes

Usuarios de la Terminal de Primera Clase, también denunciaron una serie de abusos por parte de los vendedores ambulantes que comercializan tamales hasta en 30 pesos por pieza, cuando en los mercados tradicionales el costo oscila entre los 13 a los 15 pesos.

“Si deseas acompañarlo con bolillo, tienes que pagar 5 pesos más y la tacita de champurrado está en 20 pesos, pero si te descuidas te cobran el doble”, denunció uno de los visitantes.

Los consumidores denunciaron que estas prácticas se aplican hasta en las casetas de taquerías aledañas, donde una orden de 5 tacos pasó de 50 a 120 pesos, por lo que alertaron a la ciudadanía para que antes de consumir pregunten los precios.

 

 

Mala calidad y altos costos

Al interior de los mercados tradicionales como el 20 de noviembre, existen varios comercios con giros de fondas y comedores de comida rápida, donde se ofrecen gastronomía típica de Oaxaca pero en algunos de estos locales el servicio es de pésima calidad.

“No es posible que las autoridades municipales, de salubridad o los mismos funcionarios de los mercados no supervisen lo que se vende en estos establecimientos, acabamos de pedir un caldito de pollo y unas memelas con mi hijo, cuando nos sirvieron parecía que el caldo tenía más de una semana que lo prepararon, las tortillas estaban ácidas y las memelas ni se diga, solamente le dimos una probadita para darnos cuenta de lo horrible que estábamos consumiendo”, denunció una madre de familia que acudió consumir a esta zona comercial.

Informó que por el caldo de pollo pagó 60 pesos y por cada memela 10 pesos, “el problema no fue el costo, sino el producto que nos dieron, para evitar problemas lo pagamos pero lo dejamos tal cual nos sirvieron”, expuso.

En otros establecimientos aledaños al mercado, existen restaurantes y fondas que no exhiben sus precios, en el menú únicamente se anuncia la comida del día, sin embargo, en algunos se respetan los precios estándares por platillo que va desde los 65 hasta los 80 pesos.

En los grandes restaurantes que operan en el Centro Histórico, principalmente los que están afiliados a las grandes cámaras, es inalcanzable para las familias oaxaqueñas, pues una orden de memelas o huaraches alcanza los 130 pesos, los jugos naturales en 35 pesos el vaso, el café de olla en 30 y una pieza de pan hasta en 18 pesos.

Los platillos como la salsa de chapulín, enmoladas, enfrijoladas, entomatadas, el mole en sus diferentes variedades, van desde los 175 hasta los 250 pesos. “Cada quien establece sus precios según el sazón, la demanda y la fama que tengan los restaurantes, existen lugares más caros y solo se puede entrar bajo reservación”, señaló un restaurantero que opera en el primer cuadro de la capital.

 

Malas prácticas en baños y estacionamientos

Otros servicios que aumentaron sus costos en medio de esta temporada vacacional, fueron los estacionamientos públicos y los sanitarios que operan en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

En los estacionamientos, la hora por un automóvil compacto se paga desde 15 hasta 30 pesos, mientras que para las camionetas el costo aumenta de 25 hasta 35 pesos, según la ubicación de estos establecimientos.

Algunos edificios que fueron habilitados especialmente como estacionamientos, también se ofrecen servicios de sanitarios con costos que van desde los 4 hasta los 5 pesos.

El costo en los sanitarios aumenta en el primer cuadro de la ciudad de Oaxaca, donde pasó de 5 a 8 pesos, incluso usuarios denunciaron que en algunas zonas tienen que pagar hasta 10 pesos y los únicos que mantienen sus tarifas son los que se encuentran concesionados por el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez.

“Los que están por el templo de la Virgen de la Soledad y en el mercado Cuarto Centenario, todavía cobran 4 pesos, pero apestan a caño y ni agua tienen”, es lamentable que se ofrezcan este tipo de servicios a los turistas”, explicó el señor Joaquín Andrade, comerciante establecido en el centro de la ciudad.

 

No existen denuncias formales

 Pese a estas prácticas, María de Lourdes Santiago Cruz, delegada de Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco), señaló que no existen denuncias formales sobre los abusos que se han cometido en esta temporada vacacional, por lo que los usuarios únicamente lo realizan a través de las redes sociales.
“Desde que iniciaron las vacaciones se implementó el operativo de Verificación y Vigilancia Vacaciones de Verano 2019, en los principales centros turísticos del estado y, desde luego, incluye lo relacionado con la Guelaguetza 2019. De manera preventiva invitamos a proveedores a exhibir precios y condiciones de venta a sus consumidores o, si no lo hacen, colocamos preciadores para inhibir prácticas comerciales abusivas”.
Sobre los puestos informales que han aumentado el costo de sus productos, explicó que esta institución no tiene competencia a regular precios, por lo que exhortó a los consumidores “a informarse antes de comprar y vigilar que los precios estén exhibidos claramente, sin que induzcan al error o confusión o, en todo caso, interpongan con nosotros la denuncia”, apuntó.

 

Relacionadas: