Muere en Oaxaca el médico Luis Mendoza Canseco
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Muere en Oaxaca el médico Luis Mendoza Canseco

Luis Mendoza Canseco fue hijo de Luis Mendoza Macaulay y Elvira Canseco Landero.


Muere en Oaxaca el médico Luis Mendoza Canseco | El Imparcial de Oaxaca

Una lamentable pérdida tuvo ayer Oaxaca con el fallecido tuvo ayer Oaxaca con el fallecimiento del médico legista Luis Mendoza Canseco, a sus 81 años de edad.

Profesor de varias generaciones en las facultades de Derecho y Medicina de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), el renombrado y reconocido médico contaba con más de cuatro décadas de servicio.

Luis Mendoza Canseco fue hijo de Luis Mendoza Macaulay y Elvira Canseco Landero.

En la Facultad de Medicina y Cirugía de la UABJO impartió la materia de medicina legal por 30 años, pero se retiró hace un año con el reconocimiento de alumnos y profesores que fueron testigos de su tenacidad y amor a la profesión.

Como parte de su extensa trayectoria, el doctor Luis Mendoza fue un hombre consultado en reiteradas ocasiones por reporteros y reporteras de la fuente policiaca, por su amplio conocimiento como médico legista y forense.

El hombre, que formó a decenas de generaciones nació en la ciudad de Oaxaca de Juárez y egresó como médico cirujano por la Universidad Autónoma ” Benito Juárez ” de Oaxaca.

Fue consultor de la Comisión del seguimiento del caso Colosio de la Cámara de Diputados federal.

Aún se recuerda su participación en la investigación del magnicidio, donde se vio involucrado un prominente político que aspiraba a ser gobernador del estado, a quien señaló como presunto responsable y su dictamen fue confirmado por especialistas de otros países. Víctima de amenazas que lo obligaron a autoexiliarse en París, Francia, lo que aprovechó para realizar una de sus especialidades en Medicina Legal.

Y en el supuesto suicidio de un estudiante de apellidos Rodríguez Arrubarrena. Al realizar la segunda necropsia, se detectó que presentaba fractura del cráneo, además hemorragia en los pulmones a consecuencia de la golpiza que le había sido propinada en los separos de la policía.

En 1999 halló las cabezas de los “Mártires de Cajonos”, beatificados por el Papa Juan Pablo II, después de 15 años de búsqueda. Tenían 300 años de extraviados (1999).

A lado del presbítero Humberto Medina Villegas, encargado del templo de La Merced, recorrió los túneles que comunican la Catedral Metropolitana con el templo de Los Siete Príncipes, hasta lograr dar con los restos de los mártires que durante más de 300 años permanecieron como desaparecidos.

Dos antropólogos forenses que llegaron de Roma, Italia, certificaron la autenticidad de los restos.

Fue certificado como Especialista de Cirugía General por el Consejo Mexicano de Cirugía general desde 1978 y ejerció su profesión de Cirujano en forma privada durante 25 años.

Estudió la maestría de Higiene Escolar en el Distrito Federal. Obtuvo el doctorado en Geografía por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y en Ciencias Forenses en Columbus, Ohio.

Fue Director del Consejo Médico Legal y Forense del Estado desde 1978 a 2008 y trabajó de forma gratuita en la Procuraduría General de Justicia del Estado (ahora Fiscalía General) durante 27 años.

Quienes promovieron la desaparición del Consejo Médico Legal y Forense del Estado, además de no saber nada de la materia, retrasaron en años la actividad imparcial de la peritación Médico Legal. Los apasionados de esta disciplina se los habrán de agradecer eternamente.

Además de ser fundador de los Servicios Médico Legales y Periciales de la misma Procuraduría, fue miembro de la Asociación Internacional de Coroners and Medical Examiners.

La Academia Mundial de Letras lo distinguió en agosto de 2005 con el Master Diploma, por especialista de honor en Forensic Scienses. Y por especializarse con honores en Criminología.

Lo honraron al incluirlo en los 100 científicos más altos, en Cambridge, Inglaterra, por sus Investigaciones Forenses y lo distinguieron con el trofeo: Magna Cum Laude, Honoring.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------