En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo

Las autoridades anteriores dejaron inconclusa la obra; las actuales no la quieren terminar


  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo
  • En Huajuapan de León obra inconclusa contamina barranca El Conejo

Un fétido olor incomoda y preocupa a las personas que habitan junto a la barranca El Conejo, en Huajuapan; ahí desembocan aguas negras por una obra inconclusa de ampliación de drenaje sanitario que se hizo en el Núcleo Rural Universitario.

La gente está molesta porque la respuesta de las autoridades municipales ha consistido en culpar a la administración anterior, quejarse de que no tienen recursos e incluso, aseguran que les han dicho que “hay cosas más importantes que hacer”.

El Núcleo Rural Universitario gestionó en la administración municipal pasada, una ampliación de drenaje sanitario que quedó inconclusa, a pesar de ello, se comenzó a utilizar, lo que ha generado que las aguas negras que se canalizaron, desemboquen en la barranca El Conejo, en inmediaciones de la colonia José López Alavez.

No obstante, a una distancia de no más de dos metros de la última olla, de donde salen los deshechos, se pueden observar tubos que se supone que van conectados a la red principal, pareciera que sólo con unir esa parte, se dejaría de contaminar la barranca, pero los pobladores no comprenden por qué no se ha hecho.

Año y medio sin ser escuchados

Julio de Jesús Barragán Méndez, presidente de la colonia José López Alavez, dio a conocer que el comité de la colonia anterior, hizo diversas peticiones al ayuntamiento pasado; una de ellas fue a través del escrito fechado el 30 de enero de 2016, dirigido al entonces presidente municipal, Luis de Guadalupe Martínez Ramírez.

En él se solicita “que gire instrucciones a quien corresponda para la suspensión inmediata de la descarga de aguas residuales, que están provocando los habitantes de la colonia Vista Hermosa de la agencia Acatlima en la barranca del Conejo de la colonia José López Alavez, creando un foco de infección, desprendiendo malos olores”.

Agrega que “con esta acción se refleja la irresponsabilidad de los encargados del seguimiento de las obras del municipio, permitiendo la descarga de un drenaje sanitario inconcluso”.

Este 2017, el nuevo comité ha sido más insistente en el tema, debido a que el olor es insoportable, además de que, a algunos metros, existen dos pozos donde sale agua limpia que se filtra por la lluvia, al ser un suelo rocoso.

Hay personas de la colonia Insurgentes que utilizan el agua de uno de esos pozos para el aseo de sus viviendas, mientras que el líquido que emana del segundo pozo se utiliza menos pues ya se tuvo un problema de contaminación y los vecinos quieren que se limpie de manera natural.

Irresponsabilidad de unos, omisión de otros

“La irresponsabilidad de la administración pasada y la omisión de ésta, han hecho que la obra siga sin terminarse, por lo cual ahora es un río de aguas negras que afecta a vecinos de colonias como Insurgentes, San Rafael, y ahora por las lluvias, parece que ya llegaron a la Alma Mixteca”, aseveró.

Para que atiendan esta situación han girado escritos a la regiduría de Ecología, la responsable de obras, Agencias y Colonias, al Sistema de Administración de Agua Potable y Alcantarillado(Sapahua), al encargado regional del Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo de Oaxaca (Coplade) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pero no han obtenido respuesta de los funcionarios municipales.

La única instancia que les contestó fue la Conagua, que ya mandó a su personal a evaluar la situación, recabó evidencias y coincidió en que es urgente que se atienda la problemática porque hay una contaminación obvia.

De lo contrario, el municipio podría ser acreedor de una nueva multa, que evidentemente rebasaría por mucho los 100 mil pesos, advirtió el personal.

Se quejan de multas históricas pero no combaten contaminación

El actual Ayuntamiento ha señalado en varias ocasiones que la administración pasada dejó endeudado al municipio y acordó, en sesión ordinaria del pasado 9 de mayo, pagar dos que se debían a Conagua, con un monto de más de 2 millones de pesos.

Habitantes de la colonia José López Alavez condenaron que las autoridades han insistido en resaltar que las multas por contaminación eran históricas, culpando a los gobiernos pasados y de manera incoherente, ellos que tienen la posibilidad de evitar una sanción más que se pagaría con recursos de toda la ciudadanía de Huajuapan, no traten de evitarla.

Sin embargo, “entre ellos mismos se echan la bolita, al principio se nos dijo que no se podía hacer nada porque la administración pasada la dejó registrada como terminada, después el presidente Manuel Martín Aguirre Ramírez, giró órdenes a algunos directores para que se encargaran de hacer los trabajos pero no ha pasado nada, nos dicen que lo veamos con una persona, luego que con otra y así se la pasan cambiando”, reclamó.

“Ya están los tubos, está escarbado, tirado, simplemente se necesita un poco de voluntad, que lleguen conecten y listo, hay una niña que murió de hepatitis en esta zona, no se sabe si esa fue la causa, pero no queremos esperar a que haya consecuencias fatales, o más muertes de este tipo”, señaló otro de los habitantes.

Cooperan vecinos, y ni así concluyen obra

Como el municipio dice que no tiene dinero, dicen vecinos, ante las severas afectaciones pues niñas y niños también tienen que cruzar esta barranca para ir y regresar del jardín de niños de San Rafael, este año las colonias afectadas acordaron en asamblea del 29 de abril, aportar material y recursos para la conclusión de la obra.

La colonia Alma Mixteca pondría mil tabiques, el Núcleo Rural Universitario, cemento y la José López Alavez, donde viven alrededor de 50 familias, se comprometió a aportar dinero.

Es por eso que el 10 de abril hicieron el depósito de 5 mil 868.25 pesos. El concepto que especifica recibo de folio 914679 de la Tesorería Municipal, es “Aportación para diferentes trabajos y actividades. Habilitación de calle col. José López Alavez”.

En una reunión con funcionarios, el director de Sapahua hizo una cotización de la que resultó una inversión de 80 mil pesos para concluir los trabajos, él se lo dio al director de agencias y colonias y éste a su vez, al presidente de colonia porque el resto de los citados, no acudieron cuando habían quedado.

“Luego de esta reunión quedamos de reunirnos pero nunca asistieron, yo le pregunté al director de agencias y colonias por qué no habían llegado y me respondió que porque tenían cosas más importantes que hacer”.

Promesas incumplidas

Vecinos de la colonia José López Alavez, informaron que durante su campaña, el ahora presidente municipal recorrió el lugar y prometió que le iba a dar seguimiento para su conclusión.

Expusieron que los priistas de la colonia habían asegurado al resto de los habitantes que el presidente iba a cumplir, que ya estaban en pláticas con él y por eso se habían contenido para dar a conocer esta situación, pero se han cansado de esperar.

Les recuerdan a las autoridades que independientemente del partido político del que emanaron, el edil y demás funcionarios debe cumplir con las demandas del pueblo, más aún cuando provocan este tipo de daños.

La última petición que hizo fue ante el regidor encargado de las obras en el municipio, afirmó, quien le dijo que iba a realizar los trabajos la semana antepasada, sin que hasta ahora haya una persona laborando ahí.