Retornan 75 familias a San Esteban Atatlahuca tras desplazamiento forzado | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Retornan 75 familias a San Esteban Atatlahuca tras desplazamiento forzado

Únicamente permanecen cinco familias originarias de Ndoyonoyuji en las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI)


Retornan 75 familias a San Esteban Atatlahuca tras desplazamiento forzado | El Imparcial de Oaxaca

El titular de la Secretaría General de Gobierno (Segego), Francisco Javier García López, dio a conocer que a dos semanas de haberse suscitado los ataques armados en comunidades del municipio de San Esteban Atatlahuca, 75 familias de la agencia de Guerrero Grande han retornado a su comunidad de origen, tras haberse emprendido un operativo de seguridad en la zona.

Detallo que únicamente permanecen cinco familias originarias de Ndoyonoyuji en las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), en el municipio de Tlaxiaco. Además, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), continúan con el operativo de seguridad para salvaguardar la integridad física de las y los habitantes de las agencias.

“En días recientes se coordinó la entrega de ayuda alimentaria a familias de las agencias Ndoyonoyuji, Mier y Terán y Guerrero Grande, del municipio de San Esteban Atatlahuca, con el objetivo de dar atención a las familias que fueron víctimas de un desplazamiento forzado en las agencias mencionadas”, apuntó.

García López explicó que la ayuda alimentaria estuvo regulada por el coordinador regional en la Mixteca, Andrés Olea Aniceto, y la comisionada del distrito de Tlaxiaco, Xadanii de la Fuente Gutiérrez, tanto a quienes se resguardaron en las instalaciones del INPI y a las familias que permanecieron durante estos días en sus hogares en las agencias.

Refirió que entre el 21 y 23 de octubre, las comunidades de Mier y Terán, Guerrero Grande y Ndoyonuyuji fueron víctimas de dos ataques de grupos armados, como parte de un conflicto político y social entre organizaciones que tienen presencia en la zona, por lo que de forma inmediata se inició una mesa de seguridad entre diversas corporaciones.

“Condenamos enérgicamente los hechos ocurridos con violencia en las comunidades y solicito a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, en estricto respeto a su autonomía, realizar las investigaciones correspondientes para castigar a los presuntos responsables de tales actos y proporcionar seguridad en la zona en conflicto”, dijo el titular de la Segego.

Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició dos cuadernos de antecedentes donde se asentó que la causa de la violencia es un conflicto agrario y en próximos días personal del órgano acudirá de nuevo a las comunidades para dar seguimiento al caso.