Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia

Esta comunidad se dice descender directamente de los primeros pobladores de la cultura Mixteca


  • Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia
  • Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia
  • Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia
  • Ecoturismo Tu’un Savi sobrevive a la pandemia

Santiago Apoala, orgulloso pueblo Tu’un Savi (Mixteco), hablante de la lengua indígena en la mayoría de su población, está lleno de riquezas, que, a pesar de las complicaciones de la pandemia por el Covid-19, ha sobrevivido del turismo.

Sus pobladores se consideran privilegiados y agradecidos con la madre naturaleza, tienen un río del que resalta un azul turquesa, cuentan con grutas, pinturas rupestres, una cascada y pequeñas lagunas, que hacen que el turismo nacional y extranjero llegue desde el otro lado del mundo, de Asia y Europa.

Este municipio, ubicado en el distrito de Nochixtlán, en la Mixteca, mantiene viva su lengua materna: el Mixteco. La mayoría la habla a la perfección, incluyendo a los niños y adolescentes.

BAJA EN EL TURISMO

Apoala (Tutsato’on o río que arranca en lengua Mixteca), no solo tiene importancia turística; de acuerdo con las réplicas de los códices con los que cuenta –cuyos originales están desaparecidos– se habla de que Apoala es la cuna del pueblo Mixteco (Tu’un Savi).

“Tenemos un linaje, descendemos directamente de los primeros pobladores de la cultura Mixteca, lo que es para nosotros un gran orgullo”, expresó Artemio Norberto Jiménez Martínez, presidente municipal.

No obstante, la pandemia ha sido muy perjudicial para su pueblo, “la verdad es que, del turismo que estamos acostumbrados a recibir sólo ha venido un 15 o 20 por ciento, de un total de 60 personas que vienen en un fin de semana normal, y quizá unas tres veces más en temporadas altas como Semana Santa”.

Por un tiempo tuvieron que cerrar el parador turístico, en acuerdo con el comisariado de Bienes Comunales, persona moral que preside el consejo de administración del parador turístico.

ACCESO CONTROLADO

“Sin embargo, gracias a la gran fama que tiene nuestro pueblo, no se pudo detener el turismo que llegaba, aunque estuviera cerrado el parador, por lo que tuvimos que reanudar las actividades controlando la cantidad de gente a recibir y todas las medidas sanitarias”, detalló.

Para ello, instalaron filtros sanitarios, el uso del cubrebocas es obligatorio, cuidar la sana distancia, se continúa con un registro de los visitantes y turistas, así como las visitas guiadas cuidando la salud de todos.

El presidente dio a conocer que “afortunadamente, Santiago Apoala no tiene ningún contagio de Covid-19, eso nos da mucha tranquilidad y creemos que ha sido gracias al trabajo coordinado como ayuntamiento, del comisariado, nuestros agentes y del turismo que nos visita”.

Al consultar el Panorama epidemiológico de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), este municipio tuvo un caso solamente, en más de un año que lleva la contingencia sanitaria.

Por otro lado, el munícipe considera elemental implementar otro tipo de actividades para fortalecer el ecoturismo en la comunidad, que sirvan de complemento a lo que ya se tiene. Esto no se ha logrado, al menos en lo que va de esta administración, por la pandemia de Covid-19, pues no han recibido ningún tipo de apoyo.

NO HAN TENIDO APOYOS DE GOBIERNO

“Yo asumí la presidencia el 1 de enero de 2020, tres meses después llega esta pandemia y hasta el día de hoy, no hemos tenido ni un solo apoyo del gobierno del estado o federal, ni económico, ni en difusión, en nada, a pesar de lo difícil de la situación”, señaló.

Hizo un llamado al gobierno federal y estatal para que volteen a ver a este municipio que necesita un impulso en estos tiempos tan complicados, ya que, gracias al ecoturismo, los artesanos de palma tienen ingresos económicos; los de las tienditas, quienes venden comida, y los que hospedan gente, pues además de las cabañas, se han habilitado dos viviendas para recibir a turistas.

Este municipio, que lleva trabajando como lugar ecoturístico desde hace más de 25 años, opera en un 30 por ciento aproximadamente en su capacidad de hospedaje actualmente. 

FALTA DE PROMOCIÓN

La comunidad considera que no se han logrado impulsar turísticamente como debiera por dos factores principales. 

Uno de ellos es la falta de capacitación en cuanto a servicios turísticos para los pobladores, incluyendo los guías entre los que hay principalmente niños y adolescentes; alrededor de 45 de la comunidad.

Otra limitante es la condición de la carretera; a partir del kilómetro 15 llegando desde Asunción Nochixtlán “está en malas condiciones, es terracería y así a los turistas les cuesta mucho llegar”, expresó.

Con el programa de Pavimentación a las cabeceras municipales, en 2019, fueron beneficiados con 15 kilómetros como objetivo final, el primer año se avanzó con tres kilómetros, el año pasado se hicieron cinco y faltan siete, ya se firmó el convenio para ese resto para que esté pavimentado hasta San Miguel Chicahua.

A Apoala le toca pavimentar hasta el municipio de San Miguel Chicahua, a ellos les toca llegar hasta Nochixtlán, “y si se llega a culminar todo el trabajo, considero que estaríamos a un tiempo de 40 minutos de la cabecera distrital y eso sería benéfico para nuestro pueblo”.