Intervienen autoridades en conflicto entre taxistas de la Mixteca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Intervienen autoridades en conflicto entre taxistas de la Mixteca

Gobierno municipal solicitó a Semovi su intervención y, de ser necesario, determinar las sanciones correspondientes


  • Intervienen autoridades en conflicto entre taxistas de la Mixteca
  • Intervienen autoridades en conflicto entre taxistas de la Mixteca
  • Intervienen autoridades en conflicto entre taxistas de la Mixteca

Ayer se intensificó un problema entre integrantes de dos sitios de transporte que hacen base en la calle Cuauhtémoc, del centro de esta ciudad, por presuntamente incumplir acuerdos que ya habían hecho; tuvieron que intervenir las autoridades.

El regidor de Movilidad urbana, Alejandro Rosales Olmos, dio a conocer que el pasado lunes, el sitio de taxis Ñuu Savi A. C., afiliado al Frente Popular Revolucionario (FPR), decidió hacer su base en la calle Cuauhtémoc, casi esquina con la calle 16 de septiembre.

Ante ello, se inconformaron vecinos de dicha calle, por lo cual, ayer en la madrugada, las autoridades colocaron una patrulla de la Policía Municipal y un vehículo oficial, y así evitar que continuaran haciendo base.

Eso, evidentemente generó una inconformidad por parte de los taxistas, ante lo cual optaron por estacionarse sobre la calle 16 de septiembre, entre Cuauhtémoc y Valerio Trujano.

“No hubo ningún bloqueo, continuamos dialogando, mientras tanto, la patrulla y el vehículo oficial continuarán en el lugar y se ha solicitado la intervención de la Secretaría de Movilidad del estado de Oaxaca (Semovi), ya que una de las partes nos dice que sí, pero en los hechos no se ha querido sentar a dialogar”, refirió.

SE DIVIDEN

Antes eran un solo sitio, pero, como ha pasado con otras organizaciones en esta ciudad, explicó el concejal, hubo diferencias entre la dirigencia y se dividieron creando dos sitios, el Guelaguetza y el Ñuu Savi.

El sitio Ñuu Savi es encabezado por Elvia Eloísa Pozos Cuesta, quien se identifica como responsable del transporte estatal del FPR, giró a la presidenta municipal Juanita Arcelia Cruz Cruz, un oficio en el mes de julio.

En él pide que se quite la base del sitio Guelaguetza porque señala que hay un acuerdo en el año 2011, con la Comisión de Vialidad del Ayuntamiento de aquel entonces, donde ambos sitios acuerdan estar a la misma altura de la calle Cuauhtémoc.
Por eso hacían su ascenso, descenso y la espera de su pasaje en dicha vía, a la altura del puente Las Campanas.

El regidor aclaró: “No es un problema de bases, es un tema de competencia, ellos hacen el mismo recorrido o como le dicen, su ruta, hacia las mismas colonias que son Reforma, San Miguel, Santa Isabel, y al estar el sitio Guelaguetza, actualmente, más atrás de la base, obviamente les ganan el pasaje, por eso solicitaron estar a la par”.

Mencionó que como autoridades, hablaron por separado con las dirigencias de cada sitio, luego los invitaron a dialogar y se reunieron todos el 19 de julio en las oficinas de la regiduría de Movilidad, estando presente el director de gobierno.

FUERA DE LEY, EL SERVICIO DE RUTAS

En esta ciudad existen más de mil 200 taxis que brindan el transporte colectivo sin serlo, cada uno sube cinco pasajeros con una ruta o recorrido establecido, lo cual no está permitido por la Semovi, pero sucede de facto.

Por lo tanto, al presentarse estas situaciones, no hay un marco legal que respalde al ayuntamiento para definir cuotas y rutas, reconoció Rosales Olmos, quien esperó que ésta sea una oportunidad para regular.

“Quedamos claros que no era una situación de bases, ellos piden que como gobierno quitemos a unos y privilegiemos a otros, pero les dijimos que en esencia, sus concesiones no les amparan el servicio colectivo, tienen la concesión para el servicio público en su modalidad de taxi, pero no es colectivo, por lo tanto, el tema de rutas, no existe ante la ley”, destacó.

“Sin embargo, se reconoce que es algo que está pasando, por lo tanto, se coincidió que es un tema de competencia desleal, debido a que el sitio Guelaguetza argumenta que efectivamente existió esa minuta de 2011, pero por cambios y otras situaciones en el 2016, el entonces director de vialidad les autorizó pasarse a donde están actualmente, casi esquina con 16 de septiembre”, apuntó.

Dicha acción, a decir del regidor, no generó inconformidad del sitio Ñuu Savi, puesto que tenía una tarifa de un peso menos que el Guelaguetza, pero actualmente, ya igualó su tarifa y eso generó que la gente decida con quién viajar.

COMPETENCIA DESLEAL

“Creen ellos que al estar un poco más cerca del centro les genera competencia desleal; además de que en la mesa quedó claro que varios integrantes del Ñuu Savi están pasándose al Guelaguetza, por eso también hay inconformidad”, apuntó.

Tras exponer estas situaciones, ambas partes decidieron dialogar, pero sin la presencia de las autoridades, a lo que estas accedieron y sólo les pidieron que les informaran de los acuerdos.

El 22 de julio amanecieron en la calle Cuauhtémoc casi esquina con 16 de septiembre, de ahí se suscitó la inconformidad de los vecinos de la calle Cuauhtémoc porque en ese lugar ya hay muchas bases de taxis y dijeron ni una más.

Luego las autoridades se dieron a la tarea de convocar nuevamente a los dos sitios con los vecinos por su inquietud, cuentan con las notificaciones correspondientes de que les pedían reunirse el martes 30 de julio a las 18 horas, pero la dirigencia del sitio Ñuu Savi no acudió porque dijeron estar fuera de la ciudad.

“El sitio Guelaguetza expuso que está dispuesto a platicar, pero aclaro que ninguno de los dos sitios ha notificado a esta autoridad a qué acuerdo llegaron, simplemente optaron por moverse”, señaló.

Agregó: “Luego, nos comunicamos con la dirigente del FPR y nos dijo que se encontraba en esta nueva base porque Guelaguetza no quiso acceder a su petición, que era que se movieran”.

A raíz de eso, se volvió a citar a ambas partes, pero no acudieron, “están en una postura de que no se mueven hasta que no se mueva el otro sitio, por eso y derivado de que no se prestan a dialogar, tomamos dos medidas, parar un vehículo oficial y notificar a la Semovi”.

El escrito dirigido a la dependencia estatal es para que el sitio Ñuu Savi tenga la sanción correspondiente o se inicie el proceso administrativo pertinente, puesto que están emplacados y están en un lugar no autorizado por esta autoridad.
La Semovi ya les invitó a dialogar, pero de manera extraoficial se tiene conocimiento que sigue habiendo negativa de parte del sitio en mención.

VÍAS PÚBLICAS, NO DE UN PARTICULAR

Esta situación destapó otra. Las autoridades tuvieron conocimiento de que un joven que renta un local comercial en la calle 16 de septiembre, les permitió hacer su base afuera de la calle.

“En pláticas con los vecinos se nos dio a conocer que esto fue porque este joven ingresó un taxi a esta organización, la Ñuu Savi, por lo tanto, iniciamos el procedimiento correspondiente e informado a la dueña del local porque esto no es posible”, dijo.

Recordó que la vía es pública y no de un particular, por lo tanto no se puede ni prestar ni rentar, por lo que esperó que en breve se puedan generar acuerdos.

Mientras tanto, vecinos de la calle Cuauhtémoc externaron su molestia ya que piden tener espacio para estacionar sus vehículos o para sus clientes, pero una parte importante de la vía pública es ocupada por transportistas.