Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto

Manos que restauran el patrimonio cultural de las Mixtecas poblana y oaxaqueña. Es como si las imágenes religiosas fueran atendidas en un hospital


  • Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto
  • Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto
  • Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto
  • Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto
  • Restaurar el arte sacro: labor de entrega y respeto

(Segunda parte)

RESTAURACIONES PEQUEÑAS

Dijo que en el caso de las restauraciones pequeñas sólo les lleva unos días como el caso de la imagen del Niño Dios en San José Petlalcingo, Puebla, sólo tenía roto un fragmento de dedo, “la imagen está policromada y el fragmento de dedo tiene un centímetro por medio centímetro y nos tardamos un par de días, como todo en el proceso influye la manufactura y lo dañado que se encuentre”.

COMPLICACIONES Y SORPRESAS

Cuenta que al restaurar se encuentra con diversas problemáticas, pero también sorpresas, como lo que le sucedió en la región de la Cañada, “fuimos a restaurar a San Antonio en Nanahuatipam, hace año y medio y nos encontramos una reliquia, es una escultura del siglo XVI, pero tuvo unas intervenciones no muy bien hechas, hay personas que yo entiendo que hay necesidades económicas y hacen restauraciones malas”.

“Lo que hicimos fue resolver lo que no estuvo bien colocado, como el repinte que es cuando colocas encima de la pintura original esmaltes que no son de buena calidad, entonces nos toca reversible; además de que sin querer hay alteraciones biológicas para madera que son termitas y requieren de un tratamiento fuerte inyectable y para obra antigua, así como químicos para seguir cuidando la estructura molecular de lo que corresponde a la madera antigua”, dijo.

Abundó que después del tratamiento viene la consolidación y es de manera inyectable, “es un relleno para fortalecer lo de madera que no hay, en esa ocasión yo no entendía técnicamente por qué no secaba una área que era madera, hasta que hice la intervención y cuando corté me percaté que lo que no estaba consolidando era un fragmento muy grande de tela de lino que habían hecho y ahí descubrimos el oro auténtico de la reliquia que tuvo alguna vez todo cuerpo, eso fue algo muy impactante que nunca me había pasado y, sobre todo, interesante en el tema histórico para la iglesia de ahí, porque pudieron encontrar el oro que era de hace 400 años”, relató.

MANOS QUE RESTAURAN EL ARTE SACRO

La restauradora señaló que para realizar este trabajo se apoya de un equipo multidisciplinario conformado por su padre Felipe Hernández y los asistentes técnicos: Mario Guadalupe Méndez, la artesana Yadira Morales, la ingeniera Irma González, Ariadna Ortiz, Alberto González y Luis Gutiérrez.

RESTAURA A SANTIAGO APOSTOL

Actualmente, Diana Roque entregó la restauración del retablo del altar mayor de la Iglesia de Petlancingo, Puebla y la escultura del santo patrón de esta comunidad Santiago Apóstol, en la que hubo reintegraciones y reestructuración de este templo; propuesta de remozamiento que hizo el mayordomo Diego Plácido y su familia.

“En agosto del año pasado me buscó Diego Plácido junto con Corina Hidalgo, ya que los retablos se dañaron por el sismo de 2017 y buscaban hacer algo para su iglesia, querían quitar un revestimiento que le llamamos de la madera y colocar mármol, fuimos a hacer el diagnóstico preventivo y el retablo principal está compuesto porque tiene una variedad de estilos; entre ellos, barroco, neoclásico, pero sobre gótico, éstos vienen a recluir por muchas épocas anteriores y preguntando con los habitantes nos dijeron que alguna vez se incendió la iglesia”.

Explicó que además de realizar el proceso restaurativo, al final de que culminan los trabajos se les brinda información de sensibilización sobre cómo cuidar y valorar sus reliquias; además, se les entregan un informe general detallado con todo el proceso, una bitácora y levantamiento del material fotográfico que diariamente realizan, como parte de la evidencia que tienen que tener, indicó.

Cabe señalar, que la restauradora mixteca obtuvo el Pergamino de Oro al mérito “Andrés Henestrosa”, galardón otorgado por el grupo Editorial MRCI, el pasado 24 de marzo de 2017 en la Ciudad de México; como un símbolo del reconocimiento por su aportación al mundo de la Cultura y las Artes.