Afectan a bosques de Oaxaca prácticas agropecuarias inadecuadas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Afectan a bosques de Oaxaca prácticas agropecuarias inadecuadas

En la actualidad combatir la degradación del suelo y asegurar una agricultura sustentable, es un tema prioritario .


Afectan a bosques de Oaxaca prácticas agropecuarias inadecuadas | El Imparcial de Oaxaca

El avance de la frontera agrícola y prácticas agropecuarias inadecuadas aumentan el fenómeno de desertificación en el territorio estatal, lo que sin duda se acentuará con los efectos del cambio climático que ya son patentes en nuestro país.

De acuerdo con la Comisión Estatal Forestal (Coesfo), el cambio de uso del suelo, los incendios forestales y el método de roza y quema que realizan los campesinos, ha originado que al año se deforesten en Oaxaca entre 25 y 30 mil hectáreas de bosques principalmente en las regiones de la Sierra Sur y Mixteca.

En la actualidad combatir la degradación del suelo y asegurar una agricultura sustentable, es un tema prioritario por eso no se debe permitir que la riqueza natural se pierda en los ríos y mares.

Al establecer que uno de los objetivos sea recuperar la vocación forestal de aquellas hectáreas que actualmente se encuentran improductivas, la dependencia indicó que esto ayudará a contrarrestar la deforestación, tanto en el estado como en el país.

En la Sierra Mixe del Istmo de Tehuantepec la creación de nuevos campos agrícolas en zonas boscosas pone en riesgo la flora y fauna de la región, al deforestarse anualmente más de 20 hectáreas de bosques.

En tanto, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), dio a conocer que a través de las políticas medioambientales, tales como REDD+ (Estrategia internacional de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación) en México se está tomando como una acción doble.

No solo sirve para frenar la tala de árboles, sino que al mismo tiempo se conserve la superficie forestal y genere mayor captura de carbono, de forma tal que México esté listo con una estrategia adecuada para cuando todos los países estén obligados a tenerlas.

Informó que 64 millones de hectáreas en México son bosques y selvas susceptibles a ingresar al mecanismo REDD+, no obstante la deforestación y degradación es un problema complejo, lo que obliga a realizar esquemas específicos en cada lugar ya que las causas son múltiples.

La meta es llegar a una tasa cero de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por deforestación, pero que además coadyuve en elevación del nivel de vida de la gente que habita en los bosques y se respeten sus Derechos Humanos.


 

Relacionadas: