Asunción, centro comercial al que sus hermanos ya no quieren ir | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Asunción, centro comercial al que sus hermanos ya no quieren ir

Puebla, la Cañada y la Mixteca se reunían en este lugar, uno de los puntos de comercio más activos del estado que el último año ha ido perdiendo su estabilidad


Asunción, centro comercial al que sus hermanos ya no quieren ir | El Imparcial de Oaxaca

Habitantes y autoridades de esta comunidad coinciden que a un año del fallido desalojo que implementaron las autoridades estatales y federales en la autopista, el pueblo aún sufre el daño colateral del conflicto magisterial.

Aunque las autoridades desconocen el número exacto de los comercios que han tenido que cerrar desde el 19 de junio de 2016, aseguran que alrededor de 50 han bajado sus cortinas por falta de ventas.

“Nochixtlán es un municipio comercial donde convergen todas las comunidades de la Mixteca, también algunas de la Cañada y del estado de Puebla, en un censo que realizamos nos percatamos que los que sobrevivieron son los que no rentan, un total de 500 comercios y por falta de ventas muchos tuvieron que cerrar”, señala el presidente municipal Rubén Alcides Miguel Miguel.

Al igual que la autoridad, los comuneros aseguran que a un año de los hechos violentos Nochixtlán todavía sufre el daño colateral, principalmente en su economía que se encuentra dañada por falta de circulante.

“Nos viene pegando mucho que todavía no haya una solución porque la gente no viene, la gente tiene temor de encontrarse con una manifestación o bloqueos, los que venden y los de acá siguen ofreciendo sus productos porque todos sabemos quiénes participaron y quiénes no, pero los de fuera, los que venían a comprar ya no quieren venir”.

Aunque los recuerdos del enfrentamiento se ubican en el entronque de la carretera federal 190 y la autopista 153-D, en el centro de la comunidad el palacio municipal permanece cerrado y vandalizado.

Los que se identifican con el conflicto magisterial no han permitido la rehabilitación del edificio y los que no tienen nada que ver con lo que pasó hace 12 meses tienen sus propios comentarios.

Algunos pobladores aseguran que los disparos provinieron de ambos lados, “pero lo que nos molestó es que la policía entró hasta el pueblo, la mayoría salimos a defender a la gente del pueblo, pero desgraciadamente este conflicto se convirtió en un tema político y ahora los beneficiados son los que acuden a negociar con el gobierno y el pueblo se quedó peor que antes”, refieren los comuneros.

Con el cierre del palacio municipal se suspendieron los servicios que ofrecen las dependencias estatales y federales, la única instancia institucional que ofrece servicios es la autoridad municipal.

“Hemos pedido que se restablezcan las instituciones, pero tampoco veo que haya una solución real por parte del gobierno estatal y federal, me preocupa porque nos dejaron solos, estamos solos como pueblo, la única orden de gobierno que opera es la municipal”, expone el edil.

Señala que mientras no se resuelva de fondo el conflicto, los más afectados serán los comerciantes “porque no hay circulante, la gente no compra, no quieren invertir, antes los viajeros se paraban a desayunar o a comer en Nochixtlán, ahora se pasan de largo y rápido”.

Refiere que debido al daño colateral que ha sufrido la economía local, de los 18 mil 300 habitantes de Nochixtlán al menos el 80 por ciento se ha mantenido al margen del conflicto y solo el 20 por ciento, cerca de 2 mil “incluidos los maestros que son cerca de mil 300, siguen identificándose”.

“En el día del desalojo todos ayudaron, se solidarizaron, todos nos solidarizamos, llevamos agua, material de curación, apoyamos porque no estamos peleados con ellos, somos respetuosos de sus luchas, pero no en la forma que lo han hecho”, agregó.

El presidente municipal advierte que después que algunos políticos se aprovecharon del tema, el conflicto se convirtió en un tema político. “Que alguien quiera escudarse en esto, es político”, apuntó.


 

Relacionadas: