En Oaxaca, mantiene Sol Rojo exigencia para que se vaya Peimbert | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En Oaxaca, mantiene Sol Rojo exigencia para que se vaya Peimbert

Los integrantes de la organización Corriente del Pueblo Sol Rojo, volvieron a bloquear la vialidad a la altura del estadio “Eduardo Vasconcelos”.


En Oaxaca, mantiene Sol Rojo exigencia para que se vaya Peimbert | El Imparcial de Oaxaca

En un día más de caos vial y creciente irritación ciudadana en nuestra capital, los integrantes de la organización Corriente del Pueblo Sol Rojo, volvieron a bloquear el crucero a la altura del estadio de beisbol “Eduardo Vasconcelos” y se plantaron en las instalaciones de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Colocaron una manta con la leyenda: “Destitución inmediata del señor Arturo de Jesús Peimbert Calvo. Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) por incumplimiento de las medidas cautelares de los desplazados triquis de San Miguel Copala, Putla, Oaxaca”.

Y ya, dueños de las vialidades, ondearon sus banderolas rojas y lanzaron sus consignas de siempre, ante la mirada inquisidora de automovilistas que se quedaron varados y que tuvieron que buscar vías alternas para salir del embudo en que se convirtió el crucero.

Ahí también estaban los conductores de los camiones de transporte urbano que fueron retenidos y colocados en cada una de las vialidades para impedir el tránsito vehicular.

Y si bien, a diferencia del pasado lunes, en que vandalizaron las instalaciones de DDHPO y otros inmuebles que encontraron a su paso, su movilización se realizó sin mayores aspavientos.

Hombres, mujeres y niños, algunos con el rostro cubierto, otros más con gorras y sombreros, vitorearon sus acciones, las cuales fueron repudiadas por los conductores que a gritos pedían liberar las calles.

“Ya dejen de joder a Oaxaca (…) vayan a protestar a las casas de los funcionarios y dejen en paz a los ciudadanos que no tenemos nada que ver con sus problemas”, gritaban unos.

Otros más, sólo murmuraban su enojo ante la indiferencia de los manifestantes que una y otras vez gritaban: “de este a oeste ganaremos esta lucha cueste lo que cueste”; “Zapata vive la lucha sigue” y otras más.

No quieren a Peimbert

La petición de la salida de Arturo Peimbert Calvo de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, se debe al incumplimiento de cinco expedientes registrados y dejar sin atención los problemas de los pueblos indígenas.

El caso más emblemático es la falta de atención a los indígenas triquis desplazados de San Juan Copala y el abandono en que se encuentran los comuneros de San Blas Atempa por el despojo de sus tierras.

En medio del bloqueo del crucero frente al estadio de beisbol “Eduardo Vasconcelos”, la vocera Yolanda Ruiz aseguró que no ha dictado las medidas cautelares o recomendaciones para todas estas personas que han acudido a la Defensoría en busca de que sus derechos sean respetados.

“En el caso de los desplazados de San Miguel Copala, en el año 2013 Arturo Peimbert emitió unas recomendaciones, en las que indicó que a los afectados se les debería dar una vivienda digna y una fuente de trabajo, pero hasta el momento no hubieron respuestas satisfactorias”.

Mientras que en el caso de los habitantes de San Blas Atempa, agregó la vocera, estos han sido reprimidos por las empresas eólicas, ya que en sus territorios han construido instalaciones eléctricas sin consultar a los pobladores.

La integrante de la comisión política, agregó que con esta movilización esperan la pronto solución a su pliego de demandas, pues son de diferentes regiones del estado.

Insisten en la libertad y cancelación del proceso contra “presos políticos” acusados de terrorismo, portación de armas de fuego y vandalismo (que realizaron el robo y la quema de urnas  durante el proceso electoral 2015).

Y si bien ya entrada la tarde se fueron, amenazaron con volver a radicalizar sus movilizaciones si no atienden sus demandas y exigencias. “No vamos a permitir que se sigan burlando de las demandas de los pueblos, entre ellas, que se vaya Peimbert Calvo porque sólo defiende sus intereses y no a los indígenas”, sentenciaron.