Citybus, barril sin fondo; una traba, las paradas especiales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Citybus, barril sin fondo; una traba, las paradas especiales

La obra inició en enero y concluiría en diciembre; la aplazan para marzo de 2022


Citybus, barril sin fondo; una traba, las paradas especiales | El Imparcial de Oaxaca

La construcción de las paradas especiales en torno al Mercado de Abasto Margarita Maza de Juárez sigue frenando la puesta en marcha del City Bus. Aunque el 13 de septiembre el sistema de transporte arrancó su etapa pre operativa con la ruta Esmeralda-Volcanes y 12 unidades, a más de dos meses no se ha lanzado la segunda de las nueve rutas contempladas para diciembre de este año.

Será en las próximas semanas cuando se incluya la segunda (Viguera-Santa Lucía), como informó EL IMPARCIAL este lunes sobre la respuesta del secretario de Movilidad, Arturo López Sorroza, al respecto. Hasta el momento, la Dirección del sistema Citybus señaló que aún se trabaja en los detalles de esa segunda ruta.

Con un monto de 43 millones 272 mil 348 pesos con 46 centavos, las obras de las cuatro paradas especiales en la también llamada Central de Abasto iniciaron en la segunda mitad de enero y estaban estipuladas para concluirse en 150 días (en junio pasado). Marzo de 2022, la nueva fecha dada por Semovi, implica una demora de ocho meses. Es decir, que de cinco meses los trabajos se extendieron a 13.

A la par de ello aún falta concluir la semaforización en esa zona, parte de una red que abarca Viguera-Xoxocotlán y una inversión de 48 millones de pesos. Al retraso de las paradas especiales se sumó la reparación del socavón en la terminal del Parque del Amor, iniciada el 18 de octubre y con al menos mes y medio de duración.

De acuerdo con el gobierno estatal, para diciembre se contempla la instalación de 30 pantallas de control de rutas en las terminales Parque del Amor y en las cuatro estaciones intermedias especiales (Central de Abasto).

Las paradas especiales no han estado exentas de la inconformidad de vecinos y ambientalistas debido a las afectaciones y daños al arbolado urbano durante su construcción.

Como recoge el Quinto Informe de Gobierno, la puesta en marcha del Citybus contempló un sistema de recaudo con un costo de más de 106 mil pesos, aunque ni las tarjetas de pre pago ni los torniquetes de este se han puesto en operación o uso.

El documento refiere que en cada una de las 43 unidades de la flotilla “se instalaron dispositivos que verificarán automáticamente el número de pasajeros a bordo”; asimismo, “lectores de tarjetas”. Esto fue observado por EL IMPARCIAL, pero en el caso de los lectores, tampoco se han puesto en funcionamiento.

Este diario también visitó la terminal de Trinidad de Viguera, de la que el informe destaca un “centro de control para monitoreo y control de flota, el cual cuenta con equipos de circuitos cerrados de televisión y está ligado con un sistema de videograbación a bordo de los autobuses, lo que hace posible el control de evasión de ingresos, registrando cada una de las incidencias de la operación y, sobre todo, brindar más seguridad a los usuarios”.