Falta de empatía y cultura vial, entre las causas de siniestros | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Falta de empatía y cultura vial, entre las causas de siniestros

Colectivos y activistas de la bicicleta y la movilidad segura conmemoraron el día con una rodada de 18 kilómetros


Falta de empatía y cultura vial,  entre las causas de siniestros | El Imparcial de Oaxaca

Con una rodada en la zona conurbada de Oaxaca, activistas, usuarios de la bicicleta y colectivos conmemoraron en Oaxaca el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. La actividad fue a su vez parte del último día del primer Foro en Memoria de las Víctimas de Siniestros Viales, que sirvió para reflexionar sobre las políticas y necesidades para una movilidad segura en el estado y el país, y en el que participaron sociedad civil y autoridades.

En la rodada de 18 kilómetros, que inició en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, en Santa Lucía del Camino, pasó por Oaxaca de Juárez y Santa Cruz Xoxocotlán para concluir en la capital oaxaqueña, las y los participantes detectaron la falta de empatía de la sociedad hacia peatones, usuarios de bicicletas y hacia la propia autoridad vial, así como la carencia de calles y banquetas seguras.

“Las calles no tienen la infraestructura adecuada”, expuso Esther Soto, fundadora del colectivo Gaby Bici Blanca, sobre vialidades y cruceros en donde percibieron deficiencias que afectan tanto a peatones como a personas con discapacidad y ciclistas. Esto tanto por los daños en alcantarillas, registros y pavimento, como por los baches o falta de tapas.

El crucero del Parque del Amor, que conecta a la ciudad de Oaxaca con Xoxocotlán, “es un cruce bastante peligroso”, como una “moneda al aire” en la que no se sabe si se llegará a salvo “del punto A al punto B”.

No es la única zona que implica riesgos, apuntó la activista, quien inició su labor hace 11 meses, luego de que el conductor de un camión de la línea Zaachila Yoo atropelló a su hermana, Gaby Soto, y esta falleciera en ese siniestro vial en el bulevar Guadalupe Hinojosa, en Xoxocotlán.

A pesar de ir acompañados y protegidos por elementos de la Policía Vial Estatal, las y los participantes de la rodada fueron objeto de la falta de respeto de varios conductores de vehículos de motor.

“Nos hemos dado cuenta que la ciudadanía no solamente no respeta al ciclista particular, tampoco al operativo ciclista. Es necesario que siempre lleve una torreta y una patrulla y cuatro llantas para que sea respetado”, subrayó Soto sobre una “falta de empatía increíble” y de carencia de respeto. Incluso, explicó, se burlaban ante los llamados para reducir la velocidad de los vehículos.

La rodada sirvió como un ejercicio para que una de las organizaciones invitadas al foro, Bici Escuela Aguascalientes, también apoyara la labor de los elementos viales.

Josafat Martínez de Luna, director de Bici Escuela Aguascalientes y alcalde de la bicicleta, señaló que los peatones no son vulnerables ante el transporte público y automóviles sino los conductores los hacen vulnerables con las malas acciones al conducir una unidad, más si es de varias toneladas.

Jorge Cantú Sánchez, vicepresidente de la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas en contra de la violencia vial, consideró que el activismo del colectivo Gaby Bici Blanca le ha dado un nuevo aire al movimiento de la seguridad vial, por lo que vio en la rodada y el foro un buen inicio para el diálogo entre autoridades y ciudadanía.

Elsa Guzmán, madre de Jacinto León, joven atropellado en diciembre en Mérida, contó que el foro fue una manera de impulsar la Ley de Movilidad Segura y evitar más muertes viales en un país donde han perecido hasta 16 mil personas en siniestros viales. Y en donde a la falta de infraestructura y reglamentaciones para garantizar la seguridad de peatones y ciclistas se suma el factor de que “la velocidad mata”, en tanto el contexto ha favorecido a las unidades de motor.