Papel picado, catrinas y frío anuncian el Día de Muertos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Papel picado, catrinas y frío anuncian el Día de Muertos

En el Andador Turístico ya se puede apreciar la decoración de Día de Muertos, entre papel picado, catrines y catrinas.


Papel picado, catrinas y frío anuncian el Día de Muertos | El Imparcial de Oaxaca

Turistas y locales se detienen tan pronto ven un arco que se asemeja al del altar de Día de Muertos. Sacan el celular —si no es que ya lo traían a la mano— para tomar una fotografía o autorretratarse. Los tonos cálidos de la decoración aérea, en forma de papel picado y con figuras de calacas humanas y animales, contrastan con el frío en la antesala de una celebración por el reencuentro con quienes ya han partido.

Catrines y catrinas se asoman por los balcones de una ciudad y estado que se mantiene en semáforo verde, al menos hasta el último día de octubre. Un par de turistas se acerca más al arco para comprobar si las flores naranjas y fucsias son reales. Pero no, se trata de recreaciones de cempasúchil y de cresta de gallo o borla.

Unos caminan hacia el exconvento de Santo Domingo de Guzmán, al fondo de una calle en la que se miran cerros con una capa de neblina. Otros van en sentido contrario, hacia el zócalo o la Alameda de León. Son pocos los que obvian el papel picado sobre sus cabezas, pendiendo de dos inmuebles de estilo colonial y en los que —por si acaso no es sabido— se da la bienvenida a vivos y fallecidos.

Es el segundo año con la pandemia de Covid-19 y aun con más de 600 casos activos en el estado, según las cifras oficiales, las calles de la capital empiezan a poblarse de visitantes. En menos de dos semanas, a la decoración se sumarán los rostros blancos con pintura negra para simular catrines y catrinas.

Los festejos, comparas y otras actividades siguen suspendidos, aunque todavía falta el anuncio oficial para levantar la restricción o seguir con ella en medio de los casos de Covid-19 que persisten. Y ante números que, con otro ritmo, siguen aumentando. Hasta el fin de semana, los casos confirmados en el estado se acercaban a los 80 mil; de ellos, más de 5 mil 300 eran vidas cobradas por el coronavirus.

“La semaforización en el color verde es una medida gradual para avanzar en la recuperación de más empleos y actividades”, explicaban las autoridades sanitarias, las mismas que informaban de cinco hospitales sin espacio para más pacientes de Covid y pedían responsabilidad en las actividades diarias: “sin relajar ni bajar la guardia”.