Clases virtuales matan las esperanzas de comerciantes | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Clases virtuales matan las esperanzas de comerciantes

Por segundo año consecutivo la venta de mochilas, papelería, uniformes y calzado es incipiente


Clases virtuales matan las esperanzas de comerciantes | El Imparcial de Oaxaca

Con el rechazo de docentes y padres de familia por retomar las clases presenciales ante los riesgos de la pandemia y aunque la autoridad educativa ha señalado un retorno consensuado, seguro, gradual, escalonado y mixto, el sector de artículos escolares, uniformes y calzado vive por segundo año consecutivo un panorama desolador.

Al igual que en 2020, el ciclo escolar en Oaxaca se mantendrá en la modalidad virtual en el nivel básico, como ha acordado el magisterio oaxaqueño. Esta situación mantiene una venta muy baja o nula en papelerías, varias de las cuales han reducido horarios o cerrado en el último año.

Ante el panorama que ha permanecido con la pandemia de Covid-19, los vendedores optaron por ofrecer otro tipo de artículos como ropa interior, toallas o cubrebocas, artículos que les permiten tener un máximo de 30 por ciento de ventas.

Hasta ahora, solo estudiantes de preparatoria han solicitado playeras de uniforme, señala Nancy, encargada de una tienda en el centro de la ciudad. “No hay ventas, está igual que hace un año; aquí no van a regresar (a clases presenciales)”, explica mientras señala los estantes llenos de prendas escolares.

Ella, que también es madre de una menor en primaria, señala que la falta de ventas también se relaciona con la carencia de ingresos de las y los tutores, quienes han perdido sus empleos o parte de su sueldo.

El año 2020 “estuvo fatal” y en el actual no han subido las ventas, comenta David Carreto, encargado de “La dama elegante”, un establecimiento con 65 años de existencia. Junto a su local en el mercado Benito Juárez, hay dos dedicados a la venta de maletas y mochilas, pero en ambos no hay un solo cliente. La situación se repite al interior.

En estas fechas, hasta 2019, el inicio del ciclo escolar representaba una gran demanda de calcetas, mochilas, mallas, artículos escolares, uniformes, zapatos y demás. Pero con la falta de clases presenciales, ahonda Carreto, los productos siguen “rezagados”.

En establecimientos mayores, la venta de artículos escolares es parecida, con padres e hijos que recorren pasillos para renovar algunos objetos como juegos geométricos.

Sin apoyos económicos, pero con la pandemia y ahora la presencia de puestos ambulantes, David Carreto dice que la situación se ha agudizado.