En el olvido, estatua del general Antonio de León | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En el olvido, estatua del general Antonio de León

Este 8 de septiembre, la estatua amaneció con una ofrenda floral. Sin embargo, no hubo mayor intervención a la figura colocada en 1886 en la Alameda de León


En el olvido, estatua del general Antonio de León | El Imparcial de Oaxaca
sdr

Con marcas de escurrimiento, la cantera deteriorada y quebrada, además de otros daños por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, la estatua del general Antonio de León Loyola luce en el olvido.

Este 8 de septiembre, en el aniversario 164 de la muerte del general, la estatua hecha en honor de quien también fue el primer gobernador del estado (1842) amaneció con una ofrenda floral. Sin embargo, no hubo mayor intervención a la figura colocada en 1886 en la Alameda de León, ciudad de Oaxaca.

La suciedad de la estatua, así como de su pedestal y placas conmemorativas son parte del deterioro observado este miércoles. Desde 2013, no se ha registrado intervención de consideración a la estatua.

Al general oaxaqueño nacido en 1794 se le recuerda por su participación durante la Guerra de Independencia, en donde proclamó la liberación del país en este estado, además de haber fungido en otros cargos públicos como el ser presidente municipal de Huajuapan de León, de donde se considera oriundo.

La estatua ubicada en el centro de la capital fue esculpida por Miguel Noreña, y fundida por Jesús Contreras. De acuerdo con las leyendas de su base, yace desde 1886 en la ciudad de Oaxaca, en donde la alameda toma su nombre en honor al jefe militar y comandante.

Antonio de León Loyola falleció el 8 de septiembre de 1847 en la batalla de Molino del Rey, durante la guerra de Intervención, cuando el Ejército mexicano se enfrentó al estadounidense en esta parte del bosque de Chapultepec, Ciudad de México.                           

La estatua ha registrado al menos dos daños de consideración en la última década: primero, en 2011, cuando cayó sobre ella un laurel de la India y tuvo que ser restaurada por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia y de la entonces Dirección de Centro Histórico antes de ser devuelta, semanas después, a su sitio. Posteriormente, en 2013, luego de ser derribada por un vehículo tipo pipa.

El aniversario luctuoso del general pasó prácticamente desapercibido en la ciudad de Oaxaca, pues con excepción de la ofrenda floral no hubo algún acto oficial para rememorar su legado.