Mercado Cuarto Centenario sigue en pausa por pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Mercado Cuarto Centenario sigue en pausa por pandemia

Desde hace más de un año, el 30 % de los locatarios bajaron sus cortinas; por feria, representantes subrayan aumento de riesgos


Mercado Cuarto Centenario sigue en pausa por pandemia | El Imparcial de Oaxaca

Durante casi año y medio, el Mercado Cuarto Centenario ha tenido una operación reducida. La pandemia y la vulnerabilidad en la salud de algunos locatarios ha obligado al cierre de algunos comedores y varios puestos de este sitio tradicional de la ciudad de Oaxaca.

De los más de 150 locales, casi la tercera parte cerró desde el inicio de la pandemia o a lo largo de esta. “Algunos compañeros son personas adultas de la tercera edad, se están resguardando y tomando sus medidas para evitar contagios”, explica José García Martínez, secretario de la mesa directiva del mercado Cuarto Centenario.

Junto con Gloria Hernández Juárez, locataria e integrante de la representación, señala que el impacto ha sido desde diversos frentes. Además de que con la pandemia de Covid-19 han sido los propios locatarios quienes costean los gastos para los filtros sanitarios y las desinfecciones del mercado.

Las medidas sanitarias, señalan, se han implementado desde el primer momento, con algunas adaptaciones o reforzamientos en momentos cruciales como la tercera ola de la pandemia. Esto, asegura García, les ha permitido estar libres de casos.

En el mercado son tres las puertas que operan como entrada/salida, una tercera parte de las que se tenía habilitadas antes de la emergencia sanitaria.

Ante el repunte de contagios, los filtros se mantienen, a fin de regular el uso obligatorio de cubrebocas, la temperatura y la desinfección de manos y calzado. Además de mantener de forma permanente los lavados y desinfecciones del área, así como la fumigación y desazolve. La reducción de horarios es otra medida tomada para reducir los riesgos.

Sin embargo, en torno al mercado, la instalación de una feria en el jardín Morelos propició la preocupación de los comerciantes. Los juegos mecánicos y puestos de antojitos permanecieron desde los primeros días de julio, a pesar de la negativa de autorización de parte del ayuntamiento.

“El municipio no está ejecutando su trabajo como debe de ser”, refiere el representante, quien junto a integrantes de comités vecinales ha externado su preocupación al ayuntamiento capitalino. “El cabildo no dio autorización (para la feria), pero no hizo nada para que se retirara”, subraya.


 

Relacionadas: