Conflicto por árbol exhibe privatización de plazuela | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Conflicto por árbol exhibe privatización de plazuela

Cabildo confirma que en el área se pretende construir un hotel boutique de la cadena Fiesta Americana y que, de acuerdo con documentación de 2017, este espacio municipal aparece como propiedad privada


Conflicto por árbol exhibe privatización de plazuela | El Imparcial de Oaxaca

Luego del conflicto por el frustrado derribo de un árbol en la plazuela El Calvario, y por el que se han inconformado ciudadanía, activistas y una fundación, la propiedad del inmueble quedó en duda. El área ubicada en la calle Martiniano Aranda es un espacio público propiedad del ayuntamiento, aunque también figura como parte de un sitio privado.

En el reglamento y Plan Parcial de Conservación del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, la plazuela es considerada espacio público, lo que fue confirmado por la concejal Luz María Soledad Canseco, quien señaló que es así al menos desde 1847. Sin embargo, documentos de apeo y deslinde de 2017 (de la administración de José Antonio Hernández Fraguas) y escrituras de propiedad (de las que se carece la fecha) señalan que –presuntamente– el sitio es privado.

La información fue expuesta en sesión de cabildo por la regidora y el presidente municipal de Oaxaca, Oswaldo García Jarquín. Este último confirmó que el presunto propietario (oaxaqueño) de la plazuela pretende construir un hotel boutique “Live Aqua”, del mismo grupo de los Fiesta Americana.

Ante las denuncias ciudadanas por el derribo de un árbol, la regidora de Gobierno y Espectáculos y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Luz María Soledad Canseco Vázquez), señaló que la solicitud de derribo había sido aprobada por el ayuntamiento, como parte de una serie de procedimientos ante la autoridad local y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para una obra mayor. Asimismo, que esta contempla bajar el nivel del piso a la banqueta.

Ante el intento de derribo, el 20 de agosto, hubo inconformidad de vecinos. Luego, el 23 de agosto, el ayuntamiento canceló el dictamen, pues no se logró acreditar la propiedad del inmueble (la plazuela). “En tanto no se resuelva dicho tema no se podrá continuar con los trabajos autorizados”, explicó la concejal, al tiempo de subrayar que ir en contra conllevará una sanción.

Ante la problemática, dijo, se emitieron oficios a las áreas operativas competentes para tener la información necesaria. Por su parte, el edil capitalino indicó que tras una plática con el empresario, este se comprometió a respetar la plazuela y el árbol, y que la construcción del hotel se realizaría en la parte de atrás. Sin embargo, aún están pendientes la autorización de uso de suelo y la autorización de parte del INAH.

García Jarquín aseguró que habrá transparencia, aunque remarcó que su administración promueve la inversión privada y respetuosa de los espacios públicos y la reglamentación.

Luego de la protesta de Comerciantes Establecidos de Oaxaca que pidieron liberar calles, el presidente comentó que seguirá la liberación de vialidades según el avance en el reordenamiento del comercio en vía pública.