Módulos de vigilancia: rehabilitado solo el 40 % | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Módulos de vigilancia: rehabilitado solo el 40 %

De los 20 sitios fijos de vigilancia, ocho se han recuperado en la actual administración; sin embargo, su operación no ha logrado garantizar la seguridad en colonias como la Unidad Modelo y la agencia San Martín Mexicápam


Módulos de vigilancia: rehabilitado solo el 40 % | El Imparcial de Oaxaca

La inseguridad en la ciudad de Oaxaca, por la que al menos siete de cada 10 ciudadanos temen ser asaltados al acudir a un cajero automático o por transitar en ciertas áreas y horarios, no ha logrado ser disuadida en diversas colonias y agencias. Incluso, a pesar de la rehabilitación y puesta en marcha de ocho de los 20 módulos fijos de la policía municipal y 11 de tipo móvil, así como de 60 motopatrullas y 11 patrullas.

“A la fecha estos módulos se pueden referir como puntos de monitoreo, tienen cámaras de seguridad, luces de emergencia, además se dotó para que el personal lo pueda utilizar como área de descansos, las comodidades mínimas”, destaca Marcos Fredy Hernández, director de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana de Oaxaca de Juárez, sobre espacios como el módulo de la Unidad Modelo, en los límites con el municipio de Santa Lucía del Camino.

Reabierto en octubre de 2019, el módulo había sido incendiado hasta antes de su rehabilitación. EL IMPARCIAL constató que el módulo está operando y cuenta con cámaras de vigilancia y personal. Como este, se recuperaron el de la Central de Abasto, el de la Unidad Ricardo Flores Magón, el Margarita Maza (en San Martín Mexicápam), también el de la colonia Hidalgo, los de las agencias Montoya y Candiani y el del fraccionamiento La Paz, en inmediaciones de la agencia San Felipe del Agua.

Pero siguen siendo insuficientes, reconoce Marcos Fredy sobre una “solicitud de todos los comvives (comités vecinales) en las agencias” para rehabilitar este tipo de espacios. Además de que el personal se ha visto rebasado, pues lo ideal es contar con tres elementos y en algunos casos solo hay dos en cada turno de 24 horas.

Contar con un módulo fijo o móvil, dice el jefe policiaco, tiene un impacto varias cuadras a la redonda; tres en el caso de los móviles o tácticos, aproximadamente. Pero mientras más lejos, la inseguridad recobra terreno o convive con la estrategia de “Ciudad segura y en paz”.

Esto ha derivado en la organización ciudadana a manera de comités de seguridad, colocación de lonas con la advertencia de tomar la justicia por mano propia o con la edificación de un módulo de vigilancia propio para una colonia, esto último en la Moctezuma, agencia de San Martín Mexicápam.

“Es un lugar conflictivo por el tema de pandillas”, reconoce Marcos Fredy Hernández, al asegurar que se ha dotado de personal para ese espacio construido por vecinos y en donde la inseguridad ha cobrado vidas.

Algo similar sucede en la Central de Abasto, que Hernández describe como un “foco rojo de siempre”. En la zona hay tanto un módulo fijo como uno móvil, pero los asaltos y agresiones se siguen presentando a plena luz del día y al grado de que comerciantes han exigido la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para subsanar la demanda de seguridad.

Como en la Moctezuma, la colonia Mártires de Río Blanco también ha experimentado el grado máximo de violencia e inseguridad con el asesinato de un hombre en abril pasado. En ella hay un módulo de vigilancia, pero a cargo de la Policía Estatal y con apenas un par de meses en operación. Para doña Mari, propietaria de una tienda, eso no ha impedido que a la medianoche se registren balaceras por una cantina de la zona.

Módulos móviles, de filtros Covid a su reubicación

En el municipio, se cuenta con 11 módulos móviles o itinerantes de la Policía Municipal. Seis de ellos, según explica Hernández, fueron adquiridos en esta administración y están dotados de cámaras de seguridad, de una torre de vigilancia, de luces para el esquema de filtros y de lo mínimo para atender a la ciudadanía.

Como estos, otros cinco heredados de gobiernos previos también están en operación, aunque en su caso en condiciones “regulares”, pues no tienen todos los elementos de los recientes.

Algunas de las zonas o colonias que tienen uno de estos módulos móviles son la colonia Santa María, Panorámicas del Fortín, el barrio de China, colonia Volcanes, Camino Nacional, agencia Pueblo Nuevo y la Central de Abasto. Unos más en áreas donde han operado los filtros Covid-19, pero que a casi año y medio de la emergencia empiezan a reubicarse, como el que está en la Central.

En próximas fechas se pretende instalar uno de ellos en Periférico y Privada de las Casas para disminuir la incidencia delictiva “más elevada que es el robo a transeúnte”.

Inseguridad rebasa a la municipal

La existencia de poco más de mil elementos adscritos a la corporación, en tres subdirecciones (Policía Municipal, Vial y de Protección Civil) se ha visto rebasada en una ciudad con más de 270 mil habitantes, distribuidos en el casco municipal y sus 13 agencias. Y en donde de los 20 módulos fijos se han rehabilitado ocho (el 40 por ciento). A casi cinco meses de concluir la administración del edil Oswaldo García Jarquín, la probabilidad de recuperar más se va agotando. Y es que faltan algunos como los de la colonia del Maestro, el de la colonia Libertad y el de Vista Hermosa.