Deficiente operación de planta de aguas negras de Nazareno, Etla | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Deficiente operación de planta de aguas negras de Nazareno, Etla

La planta es una de las 28 en los Valles centrales de Oaxaca que descarga sus aguas en uno de los dos ríos que atraviesan la región: el Salado y el Atoyac


Deficiente operación de planta de aguas negras de Nazareno, Etla | El Imparcial de Oaxaca

El olor a aguas negras llega hasta la calle Las Tareas e Independencia, en donde algunas familias se han asentado y mantienen una vida ligada al campo, a pocos metros de la planta de tratamiento de aguas residuales. Entre un paisaje de cultivos y de crianza, en Nazareno Etla esta construcción mantiene una operación deficiente.

Puesta en marcha en el año 2003, la planta tratadora es una de las 28 que, según los registros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), descarga sus aguas en uno de los dos principales afluentes de la región Valles Centrales: el Atoyac y el Salado.

En su caso, la planta los remite al Atoyac, a través de un arroyo. Por el estado del río, la CNDH recomendó en 2020 a este y otros 27 municipios de la región sanear el afluente y con ello garantizar un derecho humano.

Sin embargo, debido a la cercanía o su ubicación, la contaminación de la planta afecta a los terrenos aledaños, en donde parte de la filtración se observa bajo el pastizal. En un recorrido realizado este fin de semana, se observó que la planta funciona, pero no se logró establecer si meses después de la recomendación de la CNDH esta es óptima o eficiente.

Con el aumento de temperaturas, algunos vecinos señalan que el olor que desprende la planta tratadora se intensifica. Además de que –como se confirmó– algunos de los registros muestran deterioro o daños.

Datos de la recomendación 57/2020 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en la que se llama al gobierno estatal, instancias federales y a 28 municipios del estado a sanear el río Atoyac, en la comunidad de Nazareno Etla el 93 por ciento de sus mil 20 viviendas habitadas cuenta con acceso a drenaje. De estas, el 78 por ciento están conectadas a la red pública y el resto tiene una fosa o tanque séptico.

Al igual que la planta de tratamiento de Nazareno, otras nueve mantienen una operación deficiente. Esto incide en la contaminación al río Atoyac y al Salado, según la ubicación de la planta.

Y es que basada en datos de la Comisión Nacional del Agua, la CNDH cita que “el 98 % de las descargas de aguas residuales que contaminan a los ríos Atoyac y Salado, son descargas de tipo municipal sin tratamiento debido a la mala o nula operación de las Plantas tratamiento, destacando que ‘el contenido de coliformes fecales se presenta muy por arriba de los límites permisibles tanto en temporada de lluvias como de estiaje’”.