La artesanía de Atzompa vive lenta recuperación | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

La artesanía de Atzompa vive lenta recuperación

Las 115 familias que venden sus creaciones en el Mercado de Artesanías han tenido que adaptarse a una nueva normalidad


La artesanía de Atzompa vive lenta recuperación | El Imparcial de Oaxaca

La crisis por la pandemia de Covid-19 ha golpeado a la creación artesanal en Santa María Atzompa, municipio que se ha caracterizado por la alfarería ancestral y –en los últimos años– por la innovación en técnicas y productos esculpidos a base de barro.

La recuperación es muy lenta y se observa en el Mercado de Artesanías. El complejo reúne a 115 familias alfareras, entre las miles que habitan en el municipio y que preservan un oficio con tendencia a la baja en los últimos 30 años. La nueva normalidad es parte de su día a día entre las piezas utilitarias, de decoración o de filigrana, desde aquellas con apenas unos centímetros hasta las que rebasan el metro de altura o longitud.

Es bajo ese nuevo panorama donde se asoman los pocos clientes que van en busca de la loza verde, piezas en barro natural y otras con colores diversos, producto de la innovación de sus creadores.

El ambiente en los primeros días de junio contrasta con el de marzo y abril del año pasado, en los inicios de la pandemia, cuando bajó drásticamente la afluencia de visitantes. “No llegaba el turismo y decidimos (en asamblea) cerrar por tres meses el mercado”, recuerda Miguel Ángel Enríquez Ruiz, presidente de la Unión de Artesanos y Alfareros de Santa María Atzompa.

Pero la necesidad de ingresos y la falta de apoyos gubernamentales al sector artesanal orillaron a las y los artesanos a reabrir el mercado. Ahora bajo medidas sanitarias. “Hemos tomado las medidas, pero ha sido difícil, muy complicado, reactivarnos económicamente”, dice preocupado el representante. Y es que con la suspensión de actividades comerciales o festivas en otros municipios de la región también han visto frenada su distribución en ellos.

A RETOMAR EL CAMINO

Para tratar de impulsar nuevamente su trabajo en la reapertura, las y los artesanos de este espacio echaron mano de la promoción en poblaciones cercanas. Asimismo, conforme ha iniciado reapertura económica, fincan sus esperanzas en los visitantes nacionales y en la próxima temporada vacacional.

Junto a ello confían en que la creación de una página web, con ayuda de estudiantes del Instituto Tecnológico de Oaxaca, dé mayor difusión e impulso a las ventas.

Aunque en los pasillos de exhibición figuran los nombres de 115 artesanas y artesanos, al representar a igual número de familias se estima que el impacto económico ha sido en cerca de 500 habitantes. “Por cada compañero perdimos más del 70 por ciento de nuestras ventas; ahorita estamos en un 35 o 40. Apenas aumentando otra vez”, explica Enríquez.

SOBRE ATZOMPA

Santa María Atzompa es un municipio de la región Valles Centrales, donde habitan 41 mil 921 personas (INEGI, 2020). A más de un año de la pandemia, y según los datos oficiales, no cuenta con ningún caso activo de Covid-19. Sin embargo, llegó a acumular mil 025 personas contagiadas con la enfermedad; entre ellas, a 54 que perdieron la vida por el coronavirus.

Entre los integrantes de la unión que conforma el Mercado de Artesanías no se presentaron casos, señala Enríquez; sin embargo, reitera la dificultad para afrontar la crisis laboral y económica. Además de nuevos retos o problemas por la obtención de barro en una de las minas (por la contaminación de un fraccionamiento).

Al golpe sufrido por la pandemia se suma la restricción por el uso de plomo. Miguel Ángel Enríquez considera que tras esta nueva disposición hay intereses de empresas grandes, además de que si bien están dispuestos a trabajar otras técnicas y materiales, el cambio debería de ser paulatino. De lo contrario, cree que el impacto será mayor en quienes por varias generaciones han conservado el oficio.