Usar la “bici”, un reto ante falta de ciclovías | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Usar la “bici”, un reto ante falta de ciclovías

En la capital oaxaqueña solo existen tramos aislados, señala la asociación civil Mundo Ceiba


Usar la “bici”, un reto ante falta de ciclovías | El Imparcial de Oaxaca

Inexistentes o con poca visibilidad, así lucen las líneas blancas que delimitan a los carriles para bicicleta en la ciudad de Oaxaca. En calles como Libres, algunos tramos son perceptibles, pero a pesar de su existencia y de la señalética que prohíbe estacionarse en él, varios autos y motocicletas ocupan el espacio destinado para el paso de ciclistas. Una situación similar se da en tramos con carriles exclusivos, por ejemplo, en la calle García Vigil.

“Es complicado porque aunque se ve un poco la ciclovía los autos se meten. Les da igual”, cuenta Carlos, quien considera viable colocar barreras o delimitar de mejor forma los carriles para bicicletas. Minerva Jiménez, madre del joven, piensa que es importante tener una cultura del uso de “la bici para contaminar menos la ciudad y facilitarnos algunas cosas como el transporte”. Sin embargo, observa cómo en la ciudad de Oaxaca falta “la educación vial”.

Las experiencias son varias, aunque muchas apuntan a la falta de respeto de automovilistas hacia ciclistas. Una de las excepciones la comparte Rubén García, fundador y presidente de Mundo Ceiba. Los paseos nocturnos organizados por la asociación civil desde hace 15 años han tenido buena respuesta ciudadana y respeto –apunta– pues a los contingentes que han rebasado las 200 o 500 personas se les tiende a ceder el paso de parte de conductores.

Sin embargo, reconoce que en la ciudad se carece de verdaderas ciclovías. “No existe una ciclovía porque no tiene un origen ni un destino, son como tramos aislados, pero todavía no hay una interconexión de la zona conurbada con el municipio. Así como hay carreteras en las que se puede ir de norte a sur o de este a oeste en automóvil, García subraya la necesidad de contar con vías en las cuales se pueda manejar de forma segura en bicicleta.

Los tramos aislados a los que se refiere García son, por ejemplo, el carril de las calles García Vigil y Macedonio Alcalá, con apenas cuatro o cinco cuadras que no llevan a un punto seguro. “Tienes un tramo que te brinda cierta seguridad, pero que se hizo mal. En García Vigil está del lado izquierdo y de Macedonio Alcalá está en el derecho. Lo correcto es que vaya del lado derecho”.

Aunque el gobierno estatal creó circuitos que conectan a la antigua estación del Ferrocarril (ciudad de Oaxaca) con el Centro Cultural y de Convenciones (en Santa Lucía del Camino), estos son espacios que han sido demandados por usuarios de la bicicleta, recuerda el fundador de Mundo Ceiba. Asimismo, aclara que estos espacios se han pedido bajo el conocimiento de que las calles de la capital son pequeñas y por lo cual no son ideales los carriles confinados sino carriles compartidos con buena señalética y regidas por la cultura vial.

Pese a ello, también apunta que estos espacios donde las líneas ya no son tan perceptibles no están contemplados en el reglamento de tránsito municipal ni se les ha dado mantenimiento. “En el reglamento no hubo un agregado que dijera que ahí es respeto al ciclista y preferencia. Falta información, falta que trabajemos de la mano gobierno municipal, estatal y sociedad civil para que haya respeto y conocimiento de lo que se trabaja”, subraya.