Repartidores de comida en Oaxaca se encuentran en riesgo constante por la inseguridad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Repartidores de comida en Oaxaca se encuentran en riesgo constante por la inseguridad

Una de las repartidoras, entre las al menos 300 personas que se estiman en la actividad en la zona metropolitana, considera que las mujeres tienden a ser más atacadas y ello las orilla a trabajar en compañía de sus amigos o parejas


Repartidores de comida en Oaxaca se encuentran en riesgo constante por la inseguridad | El Imparcial de Oaxaca

Lo que comenzó como una opción para generar ingresos debido a la precariedad laboral y la crisis por la epidemia de Covid-19 se ha convertido en un riesgo constante para mujeres y hombres que se dedican al reparto a domicilio. 

Asaltos con violencia, por el uso de armas de fuego para amenazarlos y quitarles sus motocicletas o dinero, así como por los golpes sufridos u otro tipo de lesiones, son los que ha sufrido la comunidad de repartidores de la zona metropolitana de Oaxaca.

Al menos desde la primera mitad del año pasado, las y los repartidores han sido blanco frecuente de la delincuencia e inseguridad que impera en la capital. Al igual que de accidentes viales en los que sus afectados acusan la falta de prudencia de automovilistas.

En la zona metropolitana se estima en al menos unas 300 las personas, casi en porcentajes iguales de hombres y mujeres, las que se dedican al reparto a domicilio mediante aplicaciones móviles u otro mecanismo. 

Sin embargo, la labor que en su mayoría han emprendido varios jóvenes se ha visto empañada por la inseguridad, principalmente en la ciudad de Oaxaca y el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán. 

El contexto denunciado desde julio de 2020 se mantiene, según externaron diversos repartidores que la mañana de ayer protestaron con una caravana motorizada de Xoxocotlán a la ciudad capital. Algunos advirtieron que harán justicia por cuenta propia, ante la desconfianza e incumplimiento de policías municipales y estatales.

Otros aún estudian las acciones a emprender para frenar los ataques contra ellos, mismos que también observan en contra de la sociedad. 

“Las mujeres tienden a ser más atacadas por el hecho de que no pueden defenderse tanto como un hombre, por eso habemos repartidoras que tenemos que salir con nuestras parejas o amigos, y en las noches con miedo a que nos pase algo”, contó una de las que ayer se sumó a las decenas de manifestantes.

El clima de inseguridad, dijo, se vive a diario y a cualquier hora del día. 

Previo al recorrido iniciado en el Chedraui de Xoxocotlán rumbo al McDonald’s de la carretera internacional 190 (ciudad de Oaxaca), uno de los afectados acusó la falta de profesionalismo e impunidad de las autoridades de seguridad pública, tanto estatales como municipales, pues a la par de no garantizar la seguridad ejercen operativos en los que los intimidad u hostigan.

“No le creemos al gobierno”, subrayaron. Además de que aclararon que no les interesa más una mesa de negociación con las autoridades, pues lo que exigen es seguridad. 

Entre las zonas más peligrosas que denunciaron están las agencias de San Martín Mexicápam y Santa Rosa, en la ciudad de Oaxaca, así como inmediaciones de la Central de Abasto. Asimismo, en Santa Cruz Xoxocotlán.