Experiencias de tres oaxaqueñas: joven, mujer e indígena | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Experiencias de tres oaxaqueñas: joven, mujer e indígena

A propósito de los días Internacional de la Juventud y de los Pueblos Indígenas, tres oaxaqueñas compartieron los retos y barreras que han enfrentado en su trayectoria


Experiencias de tres oaxaqueñas: joven, mujer e indígena | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Ir contra un sistema que mina sus derechos o que les dicta que por ser mujeres, jóvenes e indígenas no pueden aspirar a un puesto de poder o de representación es uno de los mayores retos y barreras que han tenido que enfrentar tres oaxaqueñas. Ellas son Araceli Torres, activista e investigadora mixteca; Maricela Zurita Cruz, regidora de Ecología de San Juan Quiahije y la diputada federal Irma Juan Carlos, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas.

Araceli, originaria de la región Mixteca, es actualmente asistente de programas de la UNESCO en México, en donde trabaja, entre otros temas, los vinculados a los saberes indígena, la niñez o la juventud, los mismos en los que ha forjado su trayectoria previa.

“Parte de lo que he realizado me ha llevado a pisar grandes lugares que me han puesto grandes retos, a los que a veces no imaginamos llegar”, señaló Torres sobre un campo en donde sigue su trabajo. Sin embargo, dijo que para llegar a ello primero tuvo, como muchas mujeres y jóvenes, romper con la mentalidad impuesta por un sistema que les dice y recuerda que no pueden, ya sea por ser mujeres, jóvenes o indígenas. O por todas estas condiciones.

Lo dicho por Torres coincide con la experiencia de Maricela Zurita Cruz, regidora de Ecología de San Juan Quiahije. Quien trabajado y sigue siendo parte del Grupo de Estudios sobre la Mujer (GESMujer) Rosario Castellanos, contó que su mayor reto fue el colocar su voz como mujer y como joven, desde ser chatina.

“Y no solamente que los otros y las demás crean de lo que soy capaz de hacer, sino yo misma”.

Las experiencias de ambas fueron vertidas en el foro “Participación de jóvenes indígenas en espacios de incidencia pública”, realizado de manera virtual este lunes. Como ellas, la diputada Irma Juan Carlos recordó que llegar a un cargo de representación ha sido muy difícil. Y que eso se marca más cuando se es joven, indígena y mujer.