Reabren los cines de Oaxaca por nueva normalidad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Reabren los cines de Oaxaca por nueva normalidad

Un padre y su hijo decidieron acudir al cine este viernes, aprovechando las “ventajas” de la nueva normalidad

Reabren los cines de Oaxaca por nueva normalidad | El Imparcial de Oaxaca

Casi cuatro meses después de no pisar una sala de cine, un padre y su hijo se decidieron a acudir este viernes, durante la reapertura del complejo ubicado en la agencia Candiani, en la ciudad de Oaxaca. Pero la visita fue muy distinta a la última. 

Los boletos los adquirieron a través de internet, poco antes de las 13 horas, en cuanto se enteraron que abriría el cine. La elección de la película fue lo de menos para este padre e hijo, quienes al llegar fueron recibidos con un globo en forma del número 1 y otro en forma de estrella.

“Sabemos que es el día más indicado porque es cuando más están tomando medidas los cines. Por eso decidimos venir; prácticamente está vacío, vimos cómo están distribuidos los asientos en las salas y creemos que cumplen con las reglas, que no hay riesgos, están muy separados los asientos”, contó el adulto.

Los primeros clientes pudieron escoger entre la totalidad de asientos para la primera función de la sala, aunque sin estar seguros de la película a ver: “Veinteañera y no sé qué; es mexicana, nacional”.

Pero aunque la elección de los asientos y del filme fueron en total libertad, no así la nueva normalidad a la que se adaptaron esta tarde. Con los empleados tras la puerta de cristal, atravesaron una especie de filtro sanitario, en el que limpiaron sus zapatos en un tapete y luego los secaron en otro. Se aplicaron gel antibacterial desde un dispensador colocado en una mampara y les tomaron la temperatura.

Como ellos, los empleados cumplieron un nuevo protocolo: portaron cubrebocas, caretas y guantes. Y tras el paso de los clientes, con ayuda de un paño, limpiaron el dispensador de gel. En el piso, había marcas para guardar la distancia, además de otras mamparas con el protocolo de la reapertura.

En las taquillas también había dispensadores de gel, así como una enorme barrera entre clientes y empleados.

De acuerdo con las autoridades estatales y federales, las salas de cine podían abrir después del 9 de julio, aunque desde el jueves hubo alguna de otra cadena que abrió sus puertas.

 

Relacionadas: