Así es el “albergue” que la SSP dio a los desplazados | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Así es el “albergue” que la SSP dio a los desplazados

Sin lugar para dormir, ni bañarse, sin medicamentos y con el recelo de los vecinos se enfrentaron las familias que aceptaron la propuesta de la Secretaría de Seguridad Pública en la colonia Mendoza Nube


Así es el “albergue” que la SSP dio a los desplazados | El Imparcial de Oaxaca

Así como llegaron al improvisado albergue en la colonia Mendoza Nube, así se retiraron del lugar 30 familias que fueron desplazadas de tres colonias de la agencia Vicente Guerrero, de la Villa de Zaachila.

Las malas caras de algunos vecinos y el miedo de otros los obligó a encontrar cobijo en la capilla del Señor de Esquipulas de la colonia Las Peñas, donde recibieron alimentos y espacios para dormir.

La gente salió sin nada; sin papeles, ropa o trastes. No se llevaron a sus perros ni a las gallinas o a las ovejas. Solo les dio tiempo de huir mientras sus casas eran incendiadas durante el enfrentamiento del lunes entre habitantes de la agencia Vicente Guerrero y la organización 14 de Junio.

Los niños y niñas no se despegan de sus madres; el temor que aún se ve en sus ojos no los deja jugar o correr por las calles de la zona donde llegaron el miércoles por la noche, con la promesa de un albergue donde recibirían comida, ropa y medicinas.

La galera de la colonia Mendoza Nube apenas será habilitada como albergue; ahí solo se acumulan las colchonetas de plástico forradas de lona, que las familias que desde el lunes perdieron su casa deciden dejar a un lado.

En la galera no hay ninguno de los desplazados, solo algunos vecinos que se acercan y otros que resguardan los pocos víveres que tienen.

Algunas mujeres dicen que su retiro fue por las “malas caras” que recibieron cuando llegaron; otras afirman que la galera está descubierta y los menores requieren de un mejor espacio.

A unos metros del lugar encontraron la capilla del Señor de Esquipulas, donde la mayoría se quedó a dormir; ahí el grupo de mujeres, hombres y niños buscan espacios para asearse. La mayoría no tiene más que una muda de ropa y un par de zapatos o chanclas.

Los niños ven con desconfianza a los extraños que se acercan a sus padres; algunos se esconden y otros más agachan la cabeza.

“Creo que mi nene se siente mal, ha de tener temperatura”, dice una joven mujer mientras abraza a su hijo de apenas cuatro años, a quien los doctores revisaron la noche del miércoles, pero no le dejaron medicamentos.

Las familias que son ligadas a la organización 14 de Junio admiten que les hacen falta víveres, ropa y medicamentos. “No tenemos nada, no hay nada, no sabemos qué vamos a hacer”, señalan.

Muchos aseguran no ser miembros de la organización que es señalada por habitantes de la agencia Vicente Guerrero, como un grupo que se dedica a la extorsión, robo, violaciones, secuestros y portación de armas de fuego.

“Nosotros somos gente humilde, no tuvimos nada que ver en ese problema y aún así nos quemaron nuestras casas”, señala una de las afectadas.

       

La situación es crítica

Sentados a los costados de la calle frente a la capilla muchos admiten que la situación en la que viven es crítica, incluso tienen miedo de ser agredidos nuevamente.

Aunque en el lugar la Policía Estatal realiza rondines cada media hora, los desplazados de las colonias Francisco Villa, Bicentenario y Che Guevara señalan que deben agarrar valor si desean salir adelante.

“Muchos niños vieron cómo sus perros se morían entre el fuego… ellos lo vieron”, expresa otra mujer de avanzada edad, frente a una construcción que improvisaron para cocinar y servir los alimentos.

Los vecinos cercanos a la capilla, con casas de lámina y algunas de tabique, ofrecen espacios para que puedan bañar a los niños y mujeres, mientras que otras familias buscan baños para las casi 100 personas que hay en el lugar.

“Estamos a la espera de que más familias se vengan, de las que se quedaron en el zócalo”, dice un joven que no tiene más que una camisa y un pantalón que usa desde el día en que quemaron su casa.

A la espera de nuevos avisos de las autoridades, Luisa da de comer a su hijo de apenas un año.

El pequeño es envuelto entre un rebozo, mientras su madre se mantiene de pie y come un poco del alimento que han cocinado algunas mujeres.

De 30 años de edad, la mujer recuerda aquel momento en que escuchó ruidos frente a su casa y sacó a sus cinco hijos de la vivienda para correr y dejar atrás lo que con tanto esfuerzo construyó junto a su esposo.

“Yo estaba sola con mis hijos, apenas íbamos a desayunar. Vi que personas venían y prendían fuego a las casas, por eso nos fuimos corriendo… ya después nos enteramos que quemaron la casa”, expresa.

 

Presentan denuncias

En el lugar, a bordo de un Tsuru blanco, un grupo de agentes del Ministerio Público, tres hombres y una mujer, llegan a la capilla enviados por la Fiscalía General de Oaxaca.

A las 11:30 horas dialogaron con los desplazados, colocaron una mesa blanca e instalaron sus computadoras para recibir al menos 50 denuncias.

Una vez recabados los datos, los representantes de la Fiscalía girarán oficios a la Policía e iniciarán la investigación correspondiente para dar con los responsables de la quema de viviendas, que no fue evitada por elementos policiacos que llegaron al lugar ese día.

 

Carretera 175 sigue en posesión de los vecinos

A varios kilómetros, en la carretera federal 175, habitantes de la agencia Vicente Guerrero abrieron uno de los carriles para permitir el paso de vehículos bajo estricta vigilancia.

Aunque cedieron en el paso de los vehículos de uno de los carriles, se negaron a retirar las ramas, llantas y piedras en los principales accesos que dan hacia las colonias donde las casas fueron incendiadas.

A unos metros también se encuentran elementos policiacos, que solo observan cómo los manifestantes rodean algunos vehículos sospechosos, pero luego dejan continuar con la advertencia de que impedirán el paso a simpatizantes de la 14 de Junio.

Armados con palos, machetes y algunas piedras, algunos cubiertos del rostro tampoco quieren la presencia de los medios de comunicación. Cuando observan algunas cámaras gritan “fuera prensa” y se reúnen para acercarse a los reporteros o fotógrafos y exigirles su retiro.

Los bloqueos a los accesos, aseguran, continuarán por tiempo indefinido o hasta lograr que las autoridades garanticen la salida de los militantes de la 14 de Junio de la Villa de Zaachila.

DATOS

  • 50 denuncias recibió ayer la Fiscalía
  • 100 desplazados se trasladaron a la colonia Mendoza Nube
  • Galera: Lugar que utilizó la SSP para trasladar a los desplazados quedó sin utilizar; en este lugar pobladores de la colonia se reúnen para realizar asambleas comunitarias y jugar basquetbol

Encabeza edil de Zaachila reunión de trabajo

En aras de encontrar una solución definitiva al conflicto que prevalece en la agencia Vicente Guerrero, la tarde de ayer autoridades de la Villa de Zaachila sostuvieron una reunión de trabajo con funcionarios del gobierno estatal en el cuartel de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO), en Santa María Coyotepec.

Encabezados por la presidenta municipal Maricela Martínez Coronel y el síndico Jorge García Ambrocio, así como por el agente municipal Francisco Valencia Farías, representantes de 28 colonias se reunieron con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego), de Seguridad Pública (SSPO), de Vialidad y Transporte (Sevitra) y de la Fiscalía General del Estado para exponer la situación de violencia que prevalece en las colonias y demandar la pronta atención al conflicto.

Durante la reunión, las partes afectadas dieron a conocer nuevamente ante los servidores públicos el contexto de la problemática y expresaron la necesidad de aplicar el peso de la ley a los responsables de la violencia en esta zona, así como garantizar la seguridad para este municipio zapoteco.

En ese tenor, la presidenta municipal Maricela Martínez Coronel refrendó el apoyo a las colonias de la Villa de Zaachila y manifestó su disposición para seguir entablando mesas de diálogo donde se priorice la pronta solución a dicha problemática.


 

Relacionadas: