Muere el doctor Marco Antonio Calleja Sánchez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Muere el doctor Marco Antonio Calleja Sánchez

Se distinguió por su trabajo como catedrático, docente, académico y fundador de la URSE


Muere el doctor Marco Antonio Calleja Sánchez | El Imparcial de Oaxaca

La comunidad médica de Oaxaca se encuentra de luto. Ayer el médico cirujano Marco Antonio Calleja Sánchez perdió la batalla contra el cáncer.
Con más de seis décadas de vida, el doctor que nació en el seno de una distinguida familia oaxaqueña de valores, donde aprendió el respeto y la disciplina de sus padres, dejó un gran legado en la medicina oaxaqueña.

Egresado de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), Calleja Sánchez fue hematólogo por el Instituto Mexicano de Hematología y avalado por el Instituto Politécnico Nacional, con una segunda especialidad en sexualidad por el Instituto Mexicano de Sexología.

Así también, se distinguió por su trabajo como catedrático, docente, académico y fundador de la Universidad Regional del Sureste (URSE), además de ser presidente de la Organización Esperar por la vida.

Distinguido por ser generoso y altruista, admirado por su familia, querido en la sociedad y respetado por sus semejantes por su calidad moral, el doctor Calleja Sánchez siempre mostró un trato amable ante las adversidades.

Por su formación científica ganada en la práctica de la medicina y en la investigación, la visión humanista para atender a sus pacientes y la auténtica vocación del profesor, el doctor Calleja fue homenajeado apenas en mayo durante el 40 aniversario de la URSE, donde se le reconoció un espíritu inquieto y ágil, con la curiosidad de ver y aprender todo, pero con la generosidad de compartir con todos.

En la URSE, donde Calleja Sánchez trabajó desde sus inicios, fue profesor de 17 generaciones y padrino de generación de una de éstas por su alto desempeño y compromiso con la medicina y la sociedad.

El rector de la Universidad, Benjamín Smith Arango, lo recuerda con cariño y admiración, por ser también un ejemplo de altruismo.

Hace apenas un año, pidió licencia en la Universidad por el cáncer de páncreas que lo aquejaba, sin dejar a un lado su optimismo con la comunidad estudiantil y docente.

Querido por los alumnos, Calleja Sánchez fue un profesor cumplido y calificado por muchos como un médico que dedicaba mucho tiempo a la enseñanza y atención de sus pacientes, además de apoyar a grupos de alcohólicos anónimos.

En el 40 aniversario de la URSE, fue nombrado maestro emérito en Medicina, donde estuvo presente acompañado por sus familiares y amigos. Descanse en Paz.

Deja un gran legado

El médico Marco Antonio Calleja Sánchez deja un importante legado entre la sociedad oaxaqueña tras su paso por instituciones públicas, catedrático, docente, académico, fundador de la Universidad Regional del Sureste (URSE) y presidente de la organización “Esperar por la vida”.

También como prestador de servicios médicos en “Canica de Oaxaca”, aliado de los grupos de recuperación en Oaxaca de Alcohólicos Anónimos, de Neuróticos Anónimos y de Drogadictos Anónimos, entre otros.

Se graduó como médico de Facultad de Medicina en la UABJO, fue hematólogo por el Instituto Mexicano de Hematología y avalado por el Instituto Politécnico Nacional, con una segunda especialidad en sexualidad por el Instituto Mexicano de Sexología.

Prestó servicios médicos a Canica de Oaxaca, desde hace más de diez años era aliado de todos los grupos de recuperación en Oaxaca, pues atendía a alrededor de 80 niños con capacidades diferentes de la Casa Hogar Benito Juárez, siempre dispuesto a servir a estos niños, presto y atento a su salud y bienestar.

Hace dos años, directivos, estudiantes, planta docente y administrativa de la Facultad de Medicina y Cirugía de la URSE, realizó la Jornada Médica 2015 ‘Doctor Marco Antonio Calleja Sánchez’, catedrático distinguido de ese año.

Ahí se reconoció que el actuar de los médicos debe estar revestido de humanismo, sentir empatía como requisito para el abordaje del tratamiento del paciente y dejar a un lado la idea que se trabaja con el paciente, a fin de que la labor de los médicos sea con dedicación y exactitud.