Gustavo Sánchez cumple el sueño de participar en la Guelaguetza | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Gustavo Sánchez cumple el sueño de participar en la Guelaguetza

Desde niño, el joven se convirtió en buen danzante pese a la discapacidad auditiva y del habla que padece


Gustavo Sánchez cumple el sueño de participar en la Guelaguetza | El Imparcial de Oaxaca
Gustavo Sánchez representó a la delegación juchiteca

Gustavo Sánchez Morgan 20 años de edad presenta discapacidad auditiva del habla, pero eso no impidió que cumpliera su sueño al participar junto con la delegación de Juchitán de Zaragoza en la  en las festividades de la Guelaguetza.

Anteriormente el joven había sido rechazado por las autoridades locales encargadas de la selección de los jóvenes zapotecas danzantes.

A través del lenguaje de señas que interpretaron sus familiares, Gustavo se dijo feliz y agradecido por la oportunidad que vivió este año.

“No escucho y no hablo, pero pude ver a toda la gente que llegó al auditorio para vernos bailar representando a Juchitán”. expuso Gustavo en interpretación de sus familiares.

 

Contó con el apoyo de sus compañeros para aprenderse los pasos / Una experiencia inolvidable

 

A pocos días de cumplir 21 años de edad, el joven se ganó el aplauso del público en el segundo Lunes del Cerro, gracias al apoyo que recibió de sus compañeros que formaron parte de la Delegación de Juchitán.

Desde niño, Sánchez Morgan demostró el gusto por la danza, pero fue rechazado por los diversos grupos debido a su discapacidad; sin embargo, gracias a su tenacidad consiguió aprenderse los pasos de los sones regionales con sólo observar a los que más tarde se convirtieron en sus compañeros.

Isla Sugey, su compañera de baile, fue un factor determinante para que Gustavo lograra afinar los pasos requeridos para ser un buen danzante, logrando entenderse a través de los gestos faciales y señales con los dedos para dirigir hacia donde debe girar el danzante.

A pesar de su discapacidad, el joven juchiteco ha logrado salir adelante, ya que también es padre de familia, ciclista y propietario de un autolavado; también trabaja como mototaxista.


 

Relacionadas: