Demoliciones en Juchitán: un error | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Demoliciones en Juchitán: un error

Algunas viviendas que consideran como pérdida total se pueden rehabilitar o bien recuperar y reutilizar parte del material, señala el fundador de Eco Constructores


Demoliciones en Juchitán: un error | El Imparcial de Oaxaca

Arquitectos que trabajan en las labores de reconstrucción en el Istmo de Tehuantepec, hicieron un llamado a los diferentes órdenes de gobierno para cambiar las estrategias en la atención de viviendas dañadas y frenar las demoliciones que se realizan sin un plan estratégico.

El arquitecto Marcos Sánchez, fundador de Eco Constructores, consideró como una negligencia el trabajo de demolición de viviendas afectadas que realizan las autoridades, ya que gran parte del material con que estaban hechas se puede reciclar y reutilizar.

“Algunas casas que consideran como pérdida total se pueden rehabilitar, o bien recuperar y reutilizar parte del material de las viviendas que ya colapsaron, el error que cometen las autoridades es que las personas que hacen los análisis de los daños estructurales no tienen la capacidad para llevar a cabo estos estudios”.

Detalló que entre el material que se puede rescatar aún de las viviendas dañadas es madera, tabicones, ladrillos e incluso algunos muebles en buen estado. Esto se puede hacer de manera manual a través del programa Empleo Temporal, sin embargo, dependencias como Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), lo hacen por medio de maquinaria pesada, echando a perder todo el material que bien puede reciclarse.

“Es un gran error porque de las casas que se cayeron hay una gran cantidad de material que se puede reutilizar, hay maderas preciosas, los tabiques y ladrillos también se pueden recuperar para reconstruir las viviendas, prácticamente hay mucho material en buenas condiciones”, expuso el especialista.

Por iniciativa propia, los integrantes de Eco Constructores asesoran algunas familias afectadas para que “pidan tiempo, que les den tiempo para rescatar algunas cosas para que con ese mismo material pueden recuperar la belleza de sus casas”.

“Si las demoliciones siguen, estamos hablando que es mucho dinero lo que se está tirando a la basura, tenemos que generar una propuesta mejor para que esto se pare, los protocolos del gobierno están mal evaluados, esto no es basura, es material reutilizable, se puede reciclar y volver a ocuparlo para la reconstrucción de las viviendas”, retiró Marcos Sánchez.

Escombros generan empleos

Lo que se retira de las viviendas demolidas en Juchitán, también ha generado una fuente de empleo para varias familias que recuperan lo poco que pueden entre toneladas de escombros.

Don Gaspar y su hijo Carlos Galindo, laboran entre los escombros que está siendo depositado en carretera local que conecta a Juchitán con el municipio de Unión Hidalgo, entre lo que recuperan destacan losetas, varillas, tabicones, ladrillos y madera.

Carlos laboraba como ayudante de carga en una tienda de materiales en el centro de Juchitán, pero durante el terremoto de 8.2 grados que azotó el Istmo el 7 de septiembre, las instalaciones del comercio sufrió daños y cerró sus puertas.

El joven se quedó sin trabajo pero ante la necesidad de buscar el sustento de su familia, junto con su padre acuden diariamente al cementerio de escombros para rescatar algo que les pueda servir para construir una vivienda, o bien para comercializarlo.

“Hay mucho material en buenas condiciones, lo que más se rescata es la varilla, a veces hay que separar el concreto que viene pegado pero vale la pena porque si no sirve para la casa, sirve para venderla como fierro viejo”, expuso Carlos.

El fierro viejo se vende de 2 a 3 pesos, la madera sirve para construir alguna galera o bien para leña, mientras el ladrillo y los tabicones pueden servir para construir una barda. “De repente se encuentra loseta en buenas condiciones hasta tejas que se pueden colocan en el techo de alguna vivienda”, comentó don Gaspar.

Debido a la gran cantidad de escombros que están siendo llevados a diferentes lugares como en las orillas de los ríos, el número de personas que buscan rescatar algún tipo de material ha crecido, pues también muchos se quedaron sin empleo tras el terremoto.


 

Relacionadas: