Reconstrucción llenará el Istmo con “casas basura” en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Reconstrucción llenará el Istmo con “casas basura” en Oaxaca

Los recursos que aportará el Gobierno de la República para construir viviendas con pérdida total son insuficientes, alerta Alianza Tierra


Reconstrucción llenará el  Istmo con “casas basura” en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Parte II de III

Si los números de la catástrofe parecen amplios -31 mil millones de pesos para la reconstrucción del país, 6 mil 500 para atender viviendas afectadas de Chiapas y Oaxaca, que suman más de 14 mil con pérdida total-, la cifra que pretendía aliviar la duda presente de los pobladores desde el pasado 7 de septiembre empieza a generar malestar por insuficiente.

El presidente Enrique Peña Nieto confirmó el lunes en Ixtaltepec que quienes perdieron su casa o deben derribarla recibirán 120 mil pesos, una cantidad con la que sólo se podrán construir “casas basura”.

Arquitectos que conforman la Alianza Tierra han alertado de la imposibilidad de construir una casa digna con la cifra anunciada por el Gobierno de la República. “Una casa no se levanta con 120 mil pesos, solamente con muros de block ligero o block grueso, con una altura de 2.50 y un techo de lámina, se pueden hacer unos dos cuartitos, sin refuerzos, sin la calidad que tendrían las casas tradicionales”, expone el arquitecto Elvis Jiménez, quien ha conformado la iniciativa Alianza, que propone que la reconstrucción de viviendas sea acorde con la identidad cultural de la región.

“Son muchos intereses, nosotros somos un cero a la izquierda para el gobierno”, expresa el arquitecto Ramón Aguirre, integrante de la Alianza, director del Instituto de Bóvedas Mexicanas y Tecnologías Regionales, que ha realizado proyectos de arquitectura sustentable en diversos países de Europa y América.

Alianza Tierra realiza una casa tipo con material sustentable que se encuentra fuera de la oferta de la mayor parte de las construcciones. El modelo, a base de materiales como adobe o bajareque, que cumple con las normas antisísmicas nacionales, con aproximadamente 90 metros cuadrados de construcción y atiende las necesidades culturales de la población, cuesta, sin embargo, el triple de lo que ha ofrecido el Gobierno de la República.

“Las casas de Juchitán valen de 500 mil a un millón de pesos, un proyecto de reconstrucción con materiales tradicionales costará alrededor de 200 mil pesos, la gente deberá conseguir al menos 80 mil pesos más, terminarán endeudados pero tendrán una casa digna, es más factible que construir casas basura que dentro de 10 años no van a servir para nada, en cinco años vamos a tener gente que va a estar demoliendo y esos 120 mil pesos se van a ir a la basura”, añade el arquitecto Elvis Jiménez.

Las casas que propone el gobierno, no son sólo endebles para los sismos, sino también para enfrentar las lluvias, un fenómeno mucho más frecuente en el Istmo.

Comienza el acaparamiento

Ayer continuaban llegando al Istmo de Tehuantepec casas prefabricadas que promueve la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), de 50 metros cuadrados. La dependencia, no obstante, ha retirado las oficinas que mantenía en el Foro Ecológico de Juchitán y la comunicación con los pobladores ha quedado trunca.

Mientras tanto, desde el lunes, el mismo día en el que el presidente Peña entregó las primeras tarjetas para la compra de material, se presentaron en municipios de Juchitán e Ixtaltepec camiones con mantas con mensajes como “se aceptan las tarjetas del Fonden”.

Para los arquitectos de la Alianza Tierra, estos camiones son muestra de un proceso que se está controlando políticamente, sin transparencia.

Las constructoras y las empresas de materiales están aprovechando el miedo de los pobladores que tienen “la urgencia de borrar la memoria”.

“Hay un enojo, una tristeza, si una viga mató a una señora, a un señor, ellos tienen la urgencia de borrar la memoria, porque esas vigas son las que mataron a la gente, como usuarios dicen ‘dennos una casa que no tenga vigas’”, expresa Aguirre.

Se suman Toledo y Fundación Harp

A la demanda de que el proceso de reconstrucción del istmo de Tehuantepec se realice de forma sustentable se han sumado los artistas Francisco Toledo, Lila Downs y la Fundación Alfredo Harp Helú.

“Consideramos que la arquitectura tradicional del Istmo obedece a los extremos de calor y viento que son habituales en esta zona. Responde también a la forma de ida tradicional de las familias de origen zapoteco, huave, zoque, chontal y mixe… suplantar las casas tradicionales con habitaciones según el modelo de la Ciudad de México va a significar una vida incómoda para las familias y no está claro que aporte mayor seguridad en caso de temblores fuertes”, se lee en un comunicado firmado por el pintor Francisco Toledo, fundador de Pro-Oax.

Asimismo, la Fundación Alfredo Harp, anunció que como parte de los apoyos a la reconstrucción iniciará un proyecto en colaboración con la UNAM para viviendas afectadas “que atiende al uso de materiales tradicionales”. Dicho proyecto iniciará fuera de la región del Istmo, en los municipios de la Sierra Norte de Santiago Zacatepec Mixe y Totontepec Villa de Morelos.

El costo

  • 31,000 millones de pesos para la reconstrucción del país
  • 6,500 para atender viviendas afectadas de Chiapas y Oaxaca