Mujeres taxistas enfrentan riesgos y discriminación | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Mujeres taxistas enfrentan riesgos y discriminación

En Salina Cruz, 10 mujeres trabajan como ruleteras para mantener a sus familias


Mujeres taxistas enfrentan  riesgos y discriminación | El Imparcial de Oaxaca

Diez mujeres porteñas han asumido el rol como taxistas, pese al riesgo que representa debido al incremento de robos y asesinatos registrado en los últimos años en el municipio de Salina Cruz.

De acuerdo con Guadalupe Calzada, integrante de la Asociación Civil de Derechos Humanos, las mujeres que laboran como taxistas no sólo se enfrentan a una serie de riesgos violentos, sino también a ser discriminadas por sus compañeros varones.

En los últimos meses, el número de mujeres que se adhieren a alguna organización de taxis como ruleteras se incrementa; el motivo principal, es la falta de ingresos en sus hogares y la escasez de trabajo derivado de la pandemia.

Luisa es una mujer que desde hace dos años trabaja como taxista, comenta que su esposo abandonó el seno familiar y ella tuvo que adoptar el rol de padre y madre para sacar adelante a sus hijos.

“No es una tarea fácil, porque una tiene no sólo tiene que estar a las vivas con el tránsito vial, sino también saber a qué clase de persona subir, ya que puede ser alguien que quiere hacerte daño”, expuso.

Dijo que por ser mujer se expone a muchos peligros, sin embargo, todos los días lucha por salir adelante con su familia.

Aunque cada vez son más  mujeres las que se atreven a trabajar como taxistas, a la sociedad (sobre todo hombres) aún le cuesta trabajo aceptar que sea una de ellas la que ofrezca el servicio.

Pareciera, dice Luisa, que esa cultura de que únicamente sean hombres los que puedan ejercer este noble oficio ha quedado estancada en las mentes de las personas y eso está muy mal, señala.

Al respecto, algunas conductoras indicaron que han sido víctimas de rechazo al momento de prestar el servicio, ya que al percatarse de que es una mujer la que viene al volante decide cancelar el viaje y prefiere esperar otra unidad.

Para las mujeres taxistas de Salina Cruz, tener la oportunidad de trabajar es lo mejor que les ha pasado, expresaron al asegurar que están conscientes que los señalamientos y rechazos no se acabarán, sin embargo, cada día salen con la fe de que llevarán el sustento en casa.