Urgen investigar incendio de tráiler en carretera a Tehuantepec | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Urgen investigar incendio de tráiler en carretera a Tehuantepec

Se presume que la pesada unidad transportaba un químico puso en riesgo la vida de miles de personas


Urgen investigar incendio de tráiler en carretera a Tehuantepec | El Imparcial de Oaxaca

Daños materiales por varios millones de pesos dejó como saldo el incendio de un tráiler ocurrido hace una semana sobre la carretera transístmica, en el tramo Salina Cruz- Tehuantepec.

Hasta el momento, la Fiscalía General de la República no ha emitido un dictamen respecto al tipo de material que transportaba la pesada unidad, la cual puso en alto riesgo la vida de miles de personas.

Sin embargo, trascendió en su momento se trataba de un químico denominado Aza-121, el cual se utiliza en la limpieza del fondo de tanques de almacenamiento de crudo. Pero la será la autoridad correspondiente la encargada de investigar.

Asimismo, se presume que la carga tenía como destino final la refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Salina Cruz. 

En tanto, los ciudadanos de la zona señalaron que el humo emanado del siniestro puede ser tóxico, y la población entera no lo sabe.

Por otra parte, dijeron que los restos del químico podría ser mortal para la tierra, incluyendo para los mantos freáticos.

No obstante, las autoridades se empeñan en ocultar la realidad de los hechos y no informan nada.

Cabe destacar que las inmediaciones de esa zona se ubican más una docena de pozos de agua que son utilizados para los canales riego de los plantíos, así como para dar de beber al ganado. 

Ante esta situación, los campesinos exigen a las autoridades correspondientes que de a conocer qué tipo de mercancía transportaba el tráiler que se presume procedía de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, con destino a la petrolera.