Crónica: “Manito” si viniste, que sean hechos, no palabras | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Crónica: “Manito” si viniste, que sean hechos, no palabras

Con llanto, señoras y hombres de Santa María Xadani urgieron al presidente Enrique Peña Nieto, a no abandonarlos. Minutos antes de las 16:00 horas, corrió el rumor de la presencia…


Crónica: “Manito” si viniste, que sean hechos, no palabras | El Imparcial de Oaxaca

Con llanto, señoras y hombres de Santa María Xadani urgieron al presidente Enrique Peña Nieto, a no abandonarlos.

Minutos antes de las 16:00 horas, corrió el rumor de la presencia del mandatario federal en esta comunidad devastada por el terremoto. Todos quisieron estar de cerca del gobernante para reclamar y exigir se haga efectiva su palabra.

El señor Antonio, de camisa amarrilla, alzando el dedo índice en la dirección de la cara del titular del Ejecutivo federal, externó:

“Si viene a Xadani, queremos respuestas y apoyos para nuestra comunidad”.

Sí, para eso vinimos, para escuchar sus necesidades y estar pendientes, -le respondió el Presidente.

Pasos adelante, Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera fueron abrazados, alcanzados y detenidos por la gente. Aunque la comitiva presidencial, intentó subir al Presidente a la camioneta y trasladarlo a la casa de doña Rosita, no pudo ser. La gente aclamó que Peña Nieto caminara.

Pocos pasos daba y mujeres y niños se le acercaban para mostrar el dolor que sentían.

Junto con su esposa, el mandatario federal dio ánimos y pidió cerciorarse de que la gente necesitada sea quien reciba los apoyos sin líderes de por medio.

-Gaviotaaa, dijeron algunas personas, quienes en zapoteco se asombraron de tener de cerca a la ex actriz de Televisa.

“Mi pueblo está de luto. Nosotros aquí hacemos totopo y hay muchas personas afectadas”, soltó Maribel, quien fue alcanzada por el brazo derecho del Presidente en señal de consuelo.

Le reiteraron en cada paso que las personas son muy pobres, a lo que les respondió que se acerquen para recibir despensas, comida y albergue.

Doña Patricia, cuando tuvo a Enrique Peña Nieto en frente, suspiró y tomó el valor para decir palabras muy fuertes de una ciudadana en desgracia:

“Apóyenos, no tiene caso si viniste y no apoyas, apóyenos manito. Manda comida para los niños, manito”, suplicó.

Entre esas frases y otras, fueron los reclamos para el mandatario federal en su caminar por Santa María Xadani.

Le insistieron que en la comunidad hay personas muy pobres, niños sin alimento y familias en desgracia.

“No ha llegado el apoyo que dices manito, hay mucha gente en espera de que cumplas”, señalaron.

Estamos trayendo alimento, víveres y estamos censando para las casas afectadas, les insistió el mandatario al ejemplificar que sus domicilios deben estar marcados con un número para ser reconocidos.

En la casa de la señora Rosa, quien vive con el luto en el corazón por la pérdida de sus familiares, los funcionarios comprometieron cubrir los gastos y la reconstrucción de la vivienda.

Así, Xadani se llenó de esperanza y de elementos de seguridad, funcionarios como el secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, entre otros.

En la comunidad elementos de la Secretaría de la Marina se encuentran en los trabajos de limpieza y el censo está avanzando.


 

Relacionadas: