Gobierno del cambio deja dos clínicas en obra negra en el Istmo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Gobierno del cambio deja dos clínicas en obra negra en el Istmo

En Juchitán, casi 15 mdp tirados a la basura


Gobierno del cambio deja dos clínicas en obra negra en el Istmo | El Imparcial de Oaxaca

Con una inversión de siete millones setecientos veinte mil pesos y un avance de más del ochenta por ciento, el Gobierno Federal, a través del Instituto de Salud para el Bienestar determinó abandonar la construcción del Centro de Salud con Servicios Ampliado (CESSA) que inició en los terrenos de la colonia “Bini Ra Ñaa” de la novena sección Chegüigo de esta ciudad.

El INSABI a través de la Unidad de Coordinación Nacional de Infraestructura y rehabilitación de establecimientos de Salud (UCNIRES), determinó en el 2020 formalizar la terminación de contrato con las empresas constructoras contratadas, luego de la evaluación física de los trabajos de construcción de centros de salud del país.

De acuerdo con el Primer Informe de Actividades del Instituto de Salud para el Bienestar, para la construcción de dos centro de Salud del Barrio de Cheguigo Sur se destinaron 7 millones 725 mil 338 pesos y para el planeado en Santa María del Mar se  presupuestó 7 millones 90 mil 069 pesos, una suma global de 14 millones 734 mil pesos, ninguno se concluirá.

Gobierno Federal determinó abandonar de manera definitiva la construcción de dos Centros de Salud que se encontraban en proceso de edificación en este municipio, afectando con esto a los habitantes de la agencia municipal de Santa María del Mar, en donde se realizaban estos trabajos.

Esta obra es una de las 55 que el Insabi dejará inconclusas en Oaxaca. 

El argumento de las instancias federales es que, anteriormente los recursos destinados para la construcción de infraestructura hospitalaria se entregaban de manera directa a los Gobiernos Estatales, quienes se encargaban de contratar a las constructoras y administrar los montos destinados para tal fin.

En Santa María del Mar

Los trabajos de construcción de la clínica en Santa María del Mar tienen un avance menor al ochenta por ciento, por lo que sus habitantes se trasladan a la cabecera municipal para recibir atención médica, debido a que el personal del sector salud comisionado en este lugar se presenta a laborar esporádicamente.

Desde hace más de diez años, los habitantes de esta comunidad se encuentran incomunicados vía terrestre debido a un conflicto limítrofe que mantienen con San Mateo del Mar, motivo por el cual se ven obligados a surcar las aguas de la zona lagunar, desembarcar en el municipio de San Dionisio del Mar, y posteriormente abordar unidades de motor que los traslada a esta cabecera municipal.

A pesar de lo anterior, el reporte del INSABI detalla que en el estado de Oaxaca se construyeron 20 centros de salud y dos hospitales, de los cuales uno catalogado como de Especialidades se encuentra en esta ciudad pero fuera de servicio ya que no cuenta con personal, ni equipo.

La novena sección Chegüigo tiene una pequeña clínica de salud, que brinda atención a más de cinco mil familias, a las cuales se le suman los habitantes de 20 colonias populares, pero debido a las malas condiciones en las que se encuentran las instalaciones el personal solamente acude dos o tres veces por semana.

La obra negra de la Clínica de Salud se encuentra dividida en tres edificios, uno de ellos destinado para los administrativos, farmacia, y el ala principal alberga una veintena de cuartos que debieron de ser utilizados para consultorios, y hospitalización.

El edificio se ubica en una zona deshabitada, a un costado de la carretera estatal que conduce a la población de Santa María Xadani y, debido al abandono, las tuberías de cobre y PVC destinadas para el cableado eléctrico, agua, y gas, ya fueron hurtadas.

El terreno destinado para áreas verdes se encuentra enmontado, y las paredes presentan manchas de filtraciones del agua pluvial; vecinos de la zona señalaron que grupos políticos se están interesando por estas instalaciones, por lo que no descartan que sean invadidas próximamente.