Comercio informal acapara las calles de Salina Cruz, Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Comercio informal acapara las calles de Salina Cruz, Oaxaca

No hay por donde caminar.

Comercio informal acapara las calles de Salina Cruz, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El comercio informal y establecido en la vía pública de Salina Cruz, gana terreno ante la indiferencia de la autoridad municipal por implementar un plan de reordenamiento.

Ante esta situación, los ciudadanos indican que el ayuntamiento ha sido tibio para actuar en contra de estos grupos de comerciantes, con el fin  de evitar otro zafarrancho como el que se registró a principios de año, en donde estuvieron a punto de golpear a la directora de mercados y comercio María Elena Reyna.

Ahí los comerciantes exigían la destitución de la directora, lo cual no sucedió, lo que desató la ira de los comerciantes al grado de agredir la camioneta adscrita a la dirección de mercados.

Tan solo en las calles Guaymas, Mazatlán, Progreso y Avenida Puerto Ángel se encuentran establecidos cerca de mil vendedores fijos o semifijos que laboran en la informalidad, y quienes se han ido apoderando de la vía pública.

Lo anterior, gracias a la venta de espacios que administraciones pasadas realizaron por sumas que van de los 30 hasta 100 mil pesos.

De acuerdo con autoridades municipales, la mayoría de estos comerciantes provienen de los municipios de San Blas Atempa, Juchitán, Tehuantepec, Huilotepec, San Mateo del Mar y las agencias municipales llegaron con una canasta o una caja de cartón y poco a poco se fueron apoderando hasta instalar una caseta metálica.

Roberto Rueda, ex regidor, dijo que las personas que vendieron los espacios en las calles de Salina Cruz tienen nombre y apellido, sin embargo, por acuerdos políticos se les permitió y hoy en día la ciudad es un caos porque no hay lugares libres para transitar.

“La gente se arriesga a caminar por las vialidades sabiendo que pueden ser atropellados por algún automovilista, pero no tienen otra opción porque las banquetas están ocupadas por comerciantes que provienen de otras poblaciones. Es decir, ni siquiera son de Salina Cruz”, señaló.