Pobladores del Istmo piden frenar subestación eléctrica | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Pobladores del Istmo piden frenar subestación eléctrica

De acuerdo a los habitantes de Loma Bonita, Rancho Llano y Puente Madera, la zona en la que se pretender instalar el parque industrial, es sagrado


  • Pobladores del Istmo piden frenar  subestación eléctrica
  • Pobladores del Istmo piden frenar  subestación eléctrica

Habitantes de tres comunidades perteneciente a San Blas Atempa bloquearon la Carretera Transístmica para exigir cárcel para el comisariado ejidal por la preventa de tierras

Los habitantes desde temprana hora iniciaron con el bloqueo carretero colocando como barricada con algunos autobuses para impedir el libre tránsito hacia ambos puntos.

Con pancarta en mano, los inconformes exigían al Gobierno del Estado devolverle sus tierras. Pero además que el proyecto de la subestación eléctrica fuera suspendido.

Los habitantes denunciaron que ante la violación de sus derechos como legítimos comuneros pertenecientes a las comunidades de Loma Bonita, Rancho Llano y Puente Madera, agencias municipales de la Villa de San Blas Atempa.

Denunciaron que desde “enero de este año el comisariado de bienes comunales Inocencio Patiño Cristóbal, firmó ilegalmente el convenio de ocupación de nuestras tierras de uso común en el lugar llamado el Pitayal, que es una selva virgen de cientos de hectáreas y la extracción de tierra en el Cerro Igúu para la construcción de una subestación Eléctrica que sería propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena)”.

Este convenio, de acuerdo con los inconformes se firmó sin el consentimiento de la asamblea de los comuneros de San Blas Atempa y sin el permiso de la comunidad.

Por ello, exigieron la destitución de Inocencio Patiño Cristóbal como comisario de los bienes comunales y la nulidad de ese convenio que firmó con Sedena.

Asimismo, pidieron la cancelación de los trabajos de construcción de la subestación Eléctrica de Sedena o Complejo eléctrico militar.

De igual manera, solicitaron el cumplimiento de los cuerdos derivados de las mesas de diálogos realizados con la Secretaría General de Gobierno de Oaxaca (Segego).

Por este acto de corrupción y traición por parte de Inocencio Patiño Cristóbal e invasión de la Sedena en nuestras tierras de uso común, hemos realizado movilizaciones, plantones y tomas de carreteras pacíficamente para exigir la cancelación de las obras.

Mediante documentación de cómo fue que firmaron el convenio con Sedena, compromiso asumido por la Segego en las mesas de diálogo que hasta el momento no ha cumplido sus promesas.

“Nos estamos manifestando pacíficamente para decirle a los tres niveles de gobierno que no vamos a ceder ni un centímetro más de nuestro territorio a la S , ya que en el área que hoy ocupa la Base Aérea militar de Ciudad Ixtepec, también son nuestras tierras comunales de cientos de hectáreas que se apropiaron”, reclamaron.

En el caso de San Blas Atempa, las localidades de Puente Madera, Loma Bonita y Rancho Llano denuncian estar sufriendo el despojo de terrenos comunales sin previa información y consulta en su lengua materna, para imponer en su lugar un complejo eléctrico militar al servicio de la Secretaría de la Defensa Nacional (subestación eléctrica, parque eólico y base militar) en medio del que fuera conocido como el Pitayal y “Cerro Iguú”, mismo que durante siglos representó un centro ceremonial del pueblo zapoteco de San Blas Atempa.

Los pobladores y comuneros inconformes externamos nuestra preocupación respecto al trato y el nivel de atención que el gobierno del estado de Oaxaca y el gobierno federal han estado brindando hacia la problemática jurídica, de derechos humanos y derechos de los pueblos indígenas de las comunidades de San Blas.

“Tenemos claro que el problema de la tenencia de la tierra es el fondo real de los conflictos sociales que se han gestado en dichas comunidades y que han justificado el uso de grupos militares y paramilitares para el despojo de las tierras comunales y el desplazamiento forzado de los pueblos”. Concluyeron.

 


 

Relacionadas: