Humo tóxico cubrió más de 50 municipios en el Istmo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Humo tóxico cubrió más de 50 municipios en el Istmo

Miles de personas se vieron afectadas por la lluvia contaminante que cayó sobre la región tras la explosión en la refinería Dovalí


Humo tóxico cubrió más de 50 municipios en el Istmo | El Imparcial de Oaxaca

Líderes de organizaciones sociales y habitantes del Istmo denunciaron que el humo tóxico que emitió el incendio de la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, cubrió más de 50 comunidades de la región.

En el marco de la realización del foro las Zonas Económicas Especiales y sus implicaciones en la vida comunitaria y al medio ambiente, los comuneros aseguraron que los efectos de la contaminación se comenzarán a sentir en unos años.

“El impacto de este humo tóxico no es inmediato, miles de personas respiraron esta lluvia de contaminación que cayó sobre decenas de municipios afectando campos de cultivo en toda la región”, expuso uno de los ponentes durante la conferencia magistral ofrecida en torno a los grandes problemas que se prevén con la instalación de la llamada Zona Económica Especial.

Explicaron que los municipios afectados directamente por Pemex son: Salina Cruz, Tehuantepec, Juchitán de Zaragoza, San Mateo del Mar, Santa María del Mar, Santa María Xadani, Asunción Ixtaltepec, Ixtepec, San Pedro Comitancillo, Santa María Mixtequilla, San Pedro Huilotepec.

Así como Unión Hidalgo, Jalapa del Marqués, San Dionisio del Mar, Santiago Laollaga, Magdalena Tequisistlán, incluso localidades ubicadas en el distrito de Yautepec, advirtieron los participantes.

Denunciaron que hasta la fecha no existe un plan de contingencia ni de las autoridades estatales, mucho menos de personal de Petróleos Mexicanos (Pemex).
“Esta contingencia nos dio un aviso que ante una explosión de mayor magnitud, todos vamos a tener que ponernos a salvo como podamos, personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) no está capacitado para atender a la población, sobre estas eventualidades”, coincidieron representantes de diferentes comunidades aledañas a la refinería.
La refinería Antonio Dovalí Jaime inició operaciones en abril de 1979 con capacidad para procesar 330 mil barriles de crudo diario. Desde entonces ha sido un centro de refinación con múltiples accidentes.

Ocupa una superficie total de 600 hectáreas localizadas a cinco kilómetros al noreste del puerto de Salina Cruz, considerado como uno de los más importantes del Pacífico mexicano.
Parte de este crudo se envía través de dos oleoductos de 30 y 48 pulgadas de diámetro hasta la refinería. El crudo, sea para su procesamiento o para exportación, se almacena en tanques de 100, 200 y 500 mil barriles.