Detectan en Oaxaca, 20 tomas clandestinas de hidrocarburo en 2018 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Detectan en Oaxaca, 20 tomas clandestinas de hidrocarburo en 2018

Cuentan con el registro de al menos 20 tomas clandestinas de hidrocarburo, sobre todo en la región del Istmo de Tehuantepec


Detectan en Oaxaca, 20 tomas clandestinas de hidrocarburo en 2018 | El Imparcial de Oaxaca

En lo que va del año, elementos de la VIII Región Militar cuentan con el registro de al menos 20 tomas clandestinas de hidrocarburo, sobre todo en la región del Istmo de Tehuantepec.

Como parte de los operativos que realizan en las diferentes regiones del estado contra el robo de combustible, la autoridad castrense ha decomisado 54 vehículos, dos cisternas, 11 contenedores y 175 mil 20 litros de hidrocarburo.

El comandante de la VIII Región militar, Alfonso Duarte Múgica, explicó que solo 12 personas fueron puestas a disposición de las autoridades competentes, como la Procuraduría General de la República (PGR).

El año pasado, autoridades de esta dependencia aseguraron que en Oaxaca, a diferencia de otros estados del país como Puebla, no se percibe un conflicto por el robo de hidrocarburos y que pueda enfrentar a huachicoleros con elementos de seguridad.

Pese a ello, las autoridades garantizaron medidas necesarias para evitar conflictos, como constantes operativos de vigilancia y supervisión.

Construyen viviendas más resistentes ante sismos

De las afectaciones que dejaron los últimos sismos de gran magnitud en diferentes zonas de la entidad oaxaqueña, el comandante de la VIII Región expuso que varias viviendas militares fueron afectadas, sobre todo en la zona de Ixtepec, donde se realizó la demolición de una unidad militar.

Explicó que a partir de octubre, un grupo de ingenieros militares inició la construcción de nuevas viviendas para los elementos, después de un estudio de suelo y de la zona altamente sísmica.

Explicó que en la reconstrucción de la unidad habitacional militar, se utilizó un ladrillo rojo denominado sismoresistente, que tiene soporte de presión de cuatro toneladas y es altamente resistente.

Además, se colocaron techos más ligeros que los tradicionales y estructuras reforzadas para soportar sismos de hasta 9 grados.

El comandante señaló que ante esta construcción, algunas casas afectadas de la misma zona también utilizan este tipo de material, ante la recomendación de las autoridades de contar con cimientos que estén bien trabajados, sobre todo en los castillos y las columnas, “porque la mayor parte de las casas afectadas por los sismos fue por la debilidad de sus estructuras”.


 

Relacionadas: