Pan de muerto con chocolate: estas calorías te estás comiendo con cada bocado - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Pan de muerto con chocolate: estas calorías te estás comiendo con cada bocado

Si te preocupa tu salud y quieres disfrutar de una de las tradiciones más esperadas del año, ¡debes hacerlo con medida!


Pan de muerto con chocolate: estas calorías te estás comiendo con cada bocado | El Imparcial de Oaxaca

Las festividades con motivo del Día de Muertos ya iniciaron y si bien los desfiles del fin de semana se robaron toda la atención, no son los únicos con los cuales disfrutar de los últimos días de octubre ni los primeros de noviembre, pues si por algo se caracterizan estas fechas es por los platillos que nunca pueden faltar en nuestra mesa ni en la ofrenda para recordar a los seres queridos que ya no nos acompañan en esta vida.

Entre los alimentos que nunca faltan en esta temporada destaca el pan de muerto con su mejor acompañante: una taza de chocolate caliente, que es una combinación que se coloca en todos los altares de muertos y que son fáciles de encontrar en cualquier cafetería o negocio para seguir celebrando el Día de Muertos. Aunque la forma tradicional es comer estos deliciosos panes dulces sólo con un poco de azúcar en la parte superior, existen muchas otras formas con las cuales conseguir un sabor aún mejor, ya sea rellenos con un poco de chantillí, frutas y hasta pedazos extra de chocolate.

Seguramente para este punto ya se te hizo agua la boca, pues quién no ama el pan de muerto; de hecho, muchas personas aprovechan para comerse más de uno al día o varios de ellos a lo largo de la semana y es que no todos los meses se encuentran en las panaderías. La mala noticia, como ocurre con casi todos los alimentos más deliciosos es que puede llegar a ser perjudicial para la salud, en especial cuando se analiza cuántas calorías tiene cada bocado y ni hablar de cada sorbo de la bebida que los acompañe.

Es por ello que cada año las autoridades de salud emiten sus mejores recomendaciones para cuidar la salud, ya que ingerir más calorías de las que el cuerpo puede quemar puede detonar graves problemas de salud y evitar que las personas se mantengan en un peso adecuado con el cual prevenir enfermedades y complicaciones médicas. En el caso de este tradicional pan de muerto hay unas cuantas cosas que debes de saber y que incluso el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha recordado.

“No se trata de no comer, sino de saber hacerlo”, es una de las frases con las que el IMSS ha invitado a la población a cuidar su alimentación tanto en el Día de Muertos como después de él, ya que es cuando se desmonta la ofrenda y muchas personas aprovechan para no desperdiciar los alimentos, en especial si se habla de este delicioso postre lleno de los sabores favoritos, pero rico en calorías.

De acuerdo con el instituto, al comer un solo pan de muerto tradicional de 100 gramos, el cuerpo recibe 333 calorías aproximadamente; mientras que al incluir una taza de chocolate de una porción de 240 mililitros, que es la recomendada, se reciben 288 calorías. Es decir, en total, al sentarse a disfrutar de esta combinación con amigos o familia, cada quien consume hasta 621 calorías tan sólo de estos dos alimentos.

En ese sentido, el IMSS también recuerda que existen otras bebidas para complementar y en el caso de combinar el pan de muerto con un vaso de leche descremada de 240 mililitros la ingesta es menor, ya que a las 333 calorías sólo se agregan 86 más para un total de 419. Por supuesto, estas cifras son importantes respecto a la ingesta que se debería de tener al día y es que  lo ideal sería un consumo de 1500 a 2 mil calorías, un estimado que puede variar según las actividades que cada persona realice.

Así que durante estos días sé más responsable con tu alimentación y no abuses del pan de muerto, en especial si no quieres ganar unos cuantos “kilitos” de más antes de la llegada de las fiestas decembrinas.