Recomiendan consumo de carne para pacientes post Covid-19 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nutrición

Recomiendan consumo de carne para pacientes post Covid-19

Especialistas sugieren consumir un “snack de recuperación” que incluya proteína


Recomiendan consumo de carne para pacientes post Covid-19 | El Imparcial de Oaxaca

La terapia nutricional en pacientes post COVID es vital para su recuperación; ya que la ingesta alimentaria (lo que comemos) puede verse alterada según los síntomas que se presenten. Un paciente infectado sin síntomas podría no presentar cambios en los patrones de alimentación; enfermos estables con síntomas, pueden presentar poco apetito; en enfermos críticos, los patrones de alimentación se ven afectados disminuyendo significativamente el apetito y en el paciente recuperado post episodio crítico, se observan patrones de poca ingesta alimentaria sobre todo por la presencia de disnea (ahogo o dificultad para respirar).

Resulta fundamental la terapia nutricional en pacientes post COVID ya que se debe mantener la masa musculoesquelética y evitar alteraciones metabólicas. Algunos de los objetivos que se persiguen son mejorar el estado de funcionalidad, mantener o mejorar el estado nutricional, así como la masa libre de grasa/ masa muscular, monitorear el bienestar, apoyar la disminución/ mejora de los síntomas y apoyar en la mejora o mantenimiento de la calidad de vida.

Para fomentar la reconstrucción muscular es importante llevar a cabo un aporte adecuado de calorías y alimentos ricos en proteínas. Se recomienda el consumo de 25 a 35 gramos de proteína en cada una de las tres comidas principales, los cuales se traducen en carne de res 120 – 165 g, pollo 140 – 203 g, requesón 12 cucharadas, queso panela 120 – 165 g, y de igual forma se recomienda el consumo de 10 a 20 gramos de proteína en cada colación que se realice en el día, sugiriendo un consumo de dos a tres por día.

Se recomienda el consumo de carnes de 3 a 4 veces a la semana tomando en cuenta: 1 vez por semana carne roja -ternera, cordero o cerdo-; pescado de 2 a 3 veces a la semana; huevos 3 a 4 veces a la semana y quesos en el marco de una alimentación saludable, dando preferencia a aquellos con menos grasa como panela o cotagge. Elegir preferentemente carnes de aves como pollo, pavo, etc.

Cabe destacar que estas recomendaciones generales se sugieren en pacientes sin ningún antecedente patológico, en caso de presentar alguna enfermedad preexistente es importante que la persona consulte a un nutriólogo para que elabore un plan de alimentación acorde a sus necesidades.

La proteína muscular se estimula de mejor manera si el consumo de alimentos proteicos se realiza a lo largo del día, es decir, distribuida en los diferentes tiempos de comida desayuno, comida y cena, a que si se realiza la ingesta en un solo tiempo.

La combinación de una alimentación adecuada con aporte proteico suficiente y llevar a cabo ejercicio físico mejorará la fuerza. De hecho, se sugiere consumir un “snack de recuperación” que incluya proteína para ser ingerido después de la fisioterapia/ entrenamiento diario para tener un impulso adicional en la ganancia muscular por medio de ejercicios de fortalecimiento así como cardiovascular.

Por último, es importante mantener una alimentación adecuada durante el proceso de recuperación, estas son las recomendaciones emitidas por la Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas:


 

Relacionadas: