Aprende a acariciar a tu gato sin fallar | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Mundo Animal

Aprende a acariciar a tu gato sin fallar

Es necesario saber tratar con nuestra mascota para evitar estas situaciones y no salir lastimados en el intento


Aprende a acariciar a tu gato sin fallar | El Imparcial de Oaxaca
Estar al pendiente de su lenguaje corporal te evitará malos ratos.

Los gatos son animales mucho más independientes que los perros, y a diferencia de estos animales, por lo general no disfrutan que los estés acariciando todo el tiempo, sino solamente cuando ellos así lo quieren.
Es posible que incluso lleguen a soltarte un buen arañazo cuando tú quieres tener contacto con ellos y se encuentran en su periodo de relajación, uno en el que quieren estar particularmente solos.
Si bien este comportamiento es normal, no es nada deseable, por lo que debemos saber tratar con nuestra mascota para evitar estas situaciones y no salir lastimados en el intento.
Lo primero que debemos entender es que no por ser nuestro animal de compañía está obligado a complacernos y dejar que lo toquemos todo el tiempo, es mucho mejor esperar a que sea él quien se nos acerque.
Eso sí, podemos intentar atraerlo con algún juguete o premio para que venga, o simplemente aguardar hasta que el felino quiera llamar nuestra atención; cuando esto suceda, recuerda que hay lugares en los que no disfruta que les toquen, como la cola o la barriga, mientras que otros como la cabeza y la cara están permitidos.
Una vez que las caricias hayan comenzado, estar al pendiente de su lenguaje corporal te evitará malos ratos, por ejemplo: si cuando estás tocando al animal comienza a mover la cola, sus pupilas se agrandan o muestra otra señal de excitación, lo más recomendable es que te detengas, pues se está alterando y podría haber un zarpazo en tu futuro.
En caso de que termines recibiendo un arañazo, no regañes a tu mascota, no puedes reprocharle que se comporte como lo que es, un gato, mejor aprende a identificar los momentos aptos para el afecto.