Sácale brillo a tus cubiertos para la cena de Navidad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Hogar

Sácale brillo a tus cubiertos para la cena de Navidad

Con el objetivo que todo quede reluciente y de que aguante un poco más para la cena de Navidad y Año Nuevo, hay algunos trucos que puedes aplicar


Sácale brillo a tus cubiertos para la cena de Navidad | El Imparcial de Oaxaca
En estas fechas es necesario sacar de la alacena la vajilla que utilizamos en ocasiones especiales.

La tradicional cena de Navidad está a la vuelta de la esquina y va siendo necesario sacar de la alacena la vajilla que utilizamos en ocasiones especiales, limpiar los adornos que engalanarán nuestra mesa y sacar brillo a los cubiertos.

Con el objetivo que todo quede reluciente y de que aguante un poco más para la cena de Año Nuevo, hay algunos trucos que puedes aplicar sin gastar tanto y utilizando elementos al alcance de tus manos para, por ejemplo, dejar tus cubiertos (tenedor, cucharas y cuchillos) con un brillo que causará la envidia de más de uno.

¿Cómo dejar mis cubiertos como espejos?

La ginebra te puede ayudar. Con tan sólo humedecer un trapo con un poco del líquido y frotar los cubiertos u objetos de metal que deseas limpiar, les puedes dar un brillo impecable.

Toma en cuenta que la ginebra no es precisamente un insumo barato el cual puedas estar comprando para tener relucientes tus utensilios de cocina, sin embargo, puedes hacer uso de una ginebra barata y te dará resultados increíbles.

Una opción más económica para el brillo

Si lo que tú quieres es dejar ese cuchillo, cuchara y tenedor tan limpio que hasta puedas ver tu rostro en él, lo recomendable es limpiarlos, concienzudamente, con bicarbonato y agua.

Ingredientes para el limpiado:

10 mg de bicarbonato

Agua en una bandeja o cubeta

La receta:

Calienta un poco el agua para que quede tibia y añade el bicarbonato. Mezcla e introduce los cubiertos que quieras que queden relucientes. Deja reposar.

Es importante que pasando unos minutos saques cada pieza y la seques perfectamente con un trapo limpio. El resultado te sorprenderá.

El mismo procedimiento se puede utilizar con los elementos decorativos de plata que decidas utilizar para tu gran cena.

No quedaron limpios ¿qué hago?

No te preocupes, si no quedaste satisfecho con el resultado y viste que alguna mancha se niega a abandonar tu cubierto, hay otras fórmulas mágicas.

Usa agua oxigenada 

Para limpiar tus cubiertos también puedes utilizar agua oxigenada y un algodón para frotarlos hasta que alcancen el brillo que te guste más.

Es importante dejar secar y posteriormente enjuagar con agua para secarlos con un trapo limpio.