Consejos para proteger el cabello del calor | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

Consejos para proteger el cabello del calor

A todas nos encanta lucir bonitos peinados y melenas cuidadas y definidas pero el uso diario de secadores, planchas y rizadores puede llegar a dañar nuestro cabello.


Consejos para proteger el cabello del calor | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Usar productos de protección

El primero de los consejos recomendados por los expertos es que siempre que vayas a utilizar la plancha del pelo, el rizador e incluso el secador, te apliques antes un protector térmico de calidad en tu cabello húmedo para protegerlo del calor extremo.

Elige siempre productos que estén libres de grasas para no apelmazar tu pelo, y además escoge protectores que te vayan a proporcionar un óptimo recubrimiento con una buena capa protectora que actúe a modo de aislante para proteger tu cabello. Este tipo de productos te ayudarán además a conseguir un resultado mucho más bonito y brillante al tratar tu pelo. Además te recomendamos también aplicar una loción especial en las puntas para proteger esta zona más delicada del pelo.

Esperar a que el pelo se seque

Por otro lado, antes de utilizar planchas y rizadores de pelo es fundamental dejar que tu cabello esté bien seco, a no ser que se trate de un dispositivo especialmente pensado para realizar tratamientos en cabellos húmedos.
Como nos explican los expertos, este tipo de dispositivos que desprenden calor pueden llegar a quemar tu pelo o a dañarlo en gran medida si los usas con tu cabello mojado, porque la cutícula y la fibra capilar del pelo estarán más expuestas. Además, si intentas plancharte o rizarte el pelo cuando todavía está mojado tus resultados no serán ni mucho menos los esperados.

Cuidar la técnica

En tercer lugar resulta fundamental que cuides al máximo la técnica a la hora de secar, planchar y rizar tu cabello para no quemarlo. Aunque pueda parecer que planchar y rizar el pelo es un procedimiento simple, la verdad es que la mayoría de personas utilizan estos dispositivos de forma ineficiente, con lo que se queman y dañan su cabello. Por ejemplo, es importante no acercar mucho el secador de pelo a tu cabello porque lo deshidratarás en gran medida y la plancha no debe pasarse nunca en exceso porque lo único que conseguirás es encrespar tu pelo y quemarlo.

Elegir la temperatura óptima

Otro de los errores más comunes es utilizar la plancha, el rizador, las tenacillas o el secador a temperaturas muy elevadas. La mayoría de gente cree que cuanto mayor sea la temperatura mejores resultados conseguirá y más rápidamente moldeará su cabello pero esto no es verdad. La temperatura debe adaptarse siempre al tipo de cabello y al peinado que queramos conseguir. En caso contrario únicamente estaremos maltratando al máximo la cutícula de nuestro pelo. Lo mejor que podemos hacer es elegir temperaturas medias para proteger nuestro cabello del calor y lograr una técnica óptima. Ahora bien, también es importante no olvidarse del protector térmico incluso aunque bajemos la temperatura, y seguir los otros consejos de no acercar demasiado el sacador ni pasar en exceso la plancha por el pelo aunque esté configurada a menos grados.

No utilizar estas herramientas diariamente

Si bien a todo el mundo le gustaría usar el secador, la plancha y el rizador todos los días para conseguir un estilismo perfecto la realidad es que los expertos lo desaconsejan. Por muchas precauciones que tomes el secador, la plancha y el rizador de pelo dañarán en mayor o en menor medida la cutícula de tu cabello. Además, si tienes el pelo tintado o con mechas el color se transformará y se irá perdiendo con mucha más rapidez.

Algunos trucos que puedes aplicar para no tener que planchar tu cabello ni secarlo con secador diariamente son el secar al aire tu melena en los meses de primavera y verano cuando hace menos frío y el espaciar el lavado del cabello en invierno cada dos o tres días para no tener que usar tanto el secador. En cuanto a la plancha y el rizador los expertos recomiendan reservar su uso para ocasiones especiales como por ejemplo el fin de semana. Si tienes una melena indomable y no puedes vivir sin la plancha no te olvides de aplicar siempre un buen protector y prueba de vez en cuanto a usar espumas de peinado para conseguir estilismos con el pelo rizado y evitar tener que aplicar calor a tu melena.


 

Relacionadas: